¿Qué es la excedencia y qué tipos existen?

Daniel Hervás
Actualizado el 12 de febrero de 2024

Como experto en la gestión de Recursos Humanos, es probable que en algún momento hayas tenido la responsabilidad de manejar una solicitud de excedencia laboral. Por esta razón, seguramente te resultaría útil comprender con detalle qué implica este proceso y cómo afecta a ambas partes involucradas.

¿Qué es una excedencia? ¿Qué tipos de excedencia hay? ¿Cuáles son los requisitos para solicitar una excedencia? Este artículo proporciona información detallada sobre la regulación española relacionada con las excedencias laborales, abordando los diferentes tipos disponibles, los requisitos para solicitarlas, así como los derechos y obligaciones que se derivan de estas situaciones.

¿Qué es una excedencia?

El término excedencia hace referencia al mundo laboral. Normalmente hablamos de excedencias laborales como el derecho que tienen los trabajadores a suspender de forma temporal un contrato de trabajo sin que esto impida perder el puesto de trabajo, la antigüedad o el salario a percibir cuando vuelva de la excedencia, excepto en la excedencia voluntaria. Es decir, es perfectamente lícito pedir una excedencia por parte de un trabajador.

Pese a que una excedencia laboral es una figura jurídica propia de los funcionarios, los trabajadores de empresas privadas también tienen derecho a solicitarla. Una empresa no se puede oponer a una excedencia solicitada por un trabajador, ya que esta se encuentra regulada en el Estatuto de los Trabajadores.  Por ello, la empresa no podrá despedir a un trabajador por pedir una excedencia, y si lo hace se expone a sanciones.

⚠️ Recuerda qué...

Si un trabajador está de excedencia voluntaria no significa que está de baja laboral, por lo que este podrá desarrollar otras actividades, o pedir la excedencia para trabajar en otra empresa.

¿Qué tipos de excedencia hay?

Dependiendo de las circunstancias que la originen y el plazo máximo de duración, se pueden identificar diversas categorías de excedencia laboral, cada una con sus propias particularidades y requisitos. A continuación, se describen algunos de los tipos de excedencia más frecuentes:

Excedencia voluntaria

La excedencia voluntaria se trata de aquella que un empleado solicita por motivos personales o profesionales, como la realización de estudios, el cuidado de un familiar o la ejecución de un proyecto personal, regulada por el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores.

Para acceder a esta excedencia, el empleado debe contar con al menos un año de antigüedad en la empresa y, en caso de haber disfrutado previamente de una excedencia, deben haber transcurrido al menos 4 años desde su finalización. La duración de la excedencia oscila entre 4 meses como mínimo y 5 años como máximo.

Es relevante destacar que no se garantiza la reserva del puesto y el regreso está condicionado a una posición de igual categoría, aunque algunos convenios colectivos establecen períodos de reserva del empleo. Es importante que el trabajador tenga en cuenta que no se podrá pedir una prórroga de excedencia voluntaria.

Excedencia forzosa

La excedencia forzosa se concede a un empleado de una empresa privada cuando asume un cargo público o sindical incompatible con su actividad laboral. En este caso, la empresa está obligada a aceptar la excedencia, y el empleado no está obligado a especificar la duración al realizar la solicitud.

Además, durante la excedencia forzosa, la empresa debe mantener el puesto de trabajo, el salario y la antigüedad del empleado, que sigue acumulando antigüedad durante el período de ausencia.

Excedencia por cuidado de hijos o cuidado de familiares

Los empleados pueden solicitar esta excedencia por cuidado de hijos por un período máximo de 3 años, con la garantía de reserva de su puesto de trabajo. Así mismo, el trabajador tiene la posibilidad de solicitar esta excedencia para atender a familiares hasta el segundo grado de parentesco por consanguinidad o afinidad que sean dependientes y no perciban ingresos. En el caso de excedencia por cuidado de familiares, la duración máxima es de dos años, salvo especificación superior en el convenio colectivo.

En cuanto a los derechos durante la excedencia, si el empleado se reincorpora en el primer año, conserva el mismo puesto y condiciones previas al permiso. Si la reincorporación es después del primer año, se conserva el derecho a un puesto, sin necesariamente ser el mismo. La antigüedad se acumula durante la excedencia.

Excedencia pactada

En algunas ocasiones, empresa y empleado pueden acordar una suspensión del contrato de trabajo mediante una excedencia pactada para satisfacer las necesidades de ambas partes. En estos casos, los detalles de la excedencia, como la duración, la reserva del puesto y el salario durante la suspensión, se acuerdan entre ambas partes.

¿Cuáles son los requisitos y cómo pedir una excedencia?

Los requisitos para pedir una excedencia dependerán en gran medida del tipo de excedencia que se haya solicitado, el tiempo que lleve el trabajador en la empresa y el tipo de funciones que desempeñe (funcionario o empresa pública). Aunque generalmente es la persona empleada la que toma la iniciativa de solicitar una excedencia, es crucial no dar por sentado este proceso de manera unilateral sin haber obtenido previamente la confirmación de la empresa o, en su defecto, la resolución judicial que apruebe la solicitud. Para que la solicitud de excedencia sea válida, deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • Debe presentarse por escrito.

  • Algunos convenios establecen un periodo de preaviso necesario; incluso en ausencia de un plazo definido, se recomienda presentarla con suficiente antelación para garantizar el tiempo necesario para su procesamiento.

  • Aunque no es necesario justificar los motivos que originan la excedencia, es imperativo especificar las fechas de inicio y finalización de la misma, a excepción de la excedencia forzosa.

  • Incluso después de que se haya concedido, es posible renunciar a la excedencia antes de su inicio, siempre y cuando esta renuncia no cause perjuicio a otra persona, como podría suceder si la empresa ha contratado a alguien más para cubrir la posición durante el periodo de suspensión.

¿Cuáles son los derechos y obligaciones ante una excedencia?

Durante el periodo de excedencia laboral, es esencial comprender los derechos y responsabilidades que la persona empleada tiene con respecto a su empresa para gestionar de manera adecuada la suspensión temporal del contrato. El derecho principal de los empleados en excedencia es la preferencia de reincorporación, siempre que haya una posición disponible al momento de la solicitud.

Es crucial tener en cuenta que, en el caso de excedencia voluntaria, la empresa no está obligada a ofrecer el mismo puesto a la persona, pudiendo ofrecer un puesto de categoría o remuneración inferior, en caso de que existan tales posiciones disponibles.

En cuanto a las obligaciones, una de las más relevantes es la necesidad de solicitar la reincorporación antes de que concluya el periodo de excedencia. En el caso de que no haya vacantes en el momento de la solicitud y, por ende, la persona no pueda reintegrarse a la empresa, la excedencia se renovará automáticamente de manera tácita.

Pero...¿Qué otras obligaciones tiene la empresa? Pues bien, además de conceder la excedencia solicitada, la empresa tiene otras responsabilidades durante la duración de la licencia:

  1. Facilitar la participación de la persona en excedencia a cursos de formación relacionados con su función laboral.

  2. Ofrecer un puesto de trabajo a la persona al regresar de su excedencia, aunque no sea el mismo ni tenga las mismas condiciones que el puesto original. Esto, excepto en el caso de la excedencia con reserva de puesto, donde la vuelta al mismo puesto es obligatoria.

  3. Cumplir con cualquier otra condición acordada entre la persona y la empresa o estipulada en el convenio colectivo.

Como se puede observar, la gestión de excedencias laborales está fundamentada en normativas particulares que involucran procesos de gestión complejos. Por esta razón, resulta esencial contar con el respaldo de profesionales en el ámbito de Recursos Humanos. En este contexto, en PayFit combinamos conocimiento especializado con tecnología avanzada en la gestión de nóminas y los RRHH para brindarte un enfoque integral y exclusivo en el mercado.

💻 Solicita una demostración gratuita con uno de nuestros expertos laborales y descubre todas las funcionalidades que PayFit ofrece a tu empresa.

Gestiona las excedencias laborales con el software de PayFit
Otros artículos según tus gustos

Reclutamiento interno: el futuro para la captación del talento

Leer el artículo

El Comité de empresa en 2024

Leer el artículo

El finiquito por despido, ¿en qué consiste?

Leer el artículo

¿Finiquito en la baja voluntaria?

Leer el artículo

Paga por enfermedad crónica, ¿cómo se calcula?

Leer el artículo

Reconocimiento médico laboral en 2024

Leer el artículo