Todo lo que hay que saber sobre la excedencia laboral

hero image

Júlia Larrosa

Marketing Associate @Payfit

Actualizado el 5.11.2021

Resumen

En algún momento, la mayoría de trabajadores necesitan solicitar una excedencia. Todos los trabajadores tienen derecho a ella, sin embargo, a veces resulta más complicado pedir una excedencia laboral que cualquier otro tipo de ausencia.

¿Qué es una excedencia laboral? ¿Qué tipos de excedencia laboral existen? ¿Cómo realizar la solicitud de excedencia laboral? PayFit te lo explica a continuación.

¿Qué es una excedencia laboral?

Una excedencia laboral es una suspensión temporal del contrato laboral por la decisión del trabajador o por causas relacionadas con él.

Cualquier trabajador puede solicitar la excedenciasiempre que cumpla los requisitos del tipo de excedencia que va a solicitar. Por ejemplo: la de cuidado por hijos, por cuidado familiar..., sin que la empresa pueda oponerse.

La excedencia laboral se encuentra regulada por el Estatuto de los Trabajadores. Pedir una excedencia laboral no significa que dejes de trabajar. Durante el periodo de tiempo de la excedencia, el trabajador podrá dedicarse a otras actividades y trabajos distintos.

Es necesario recalcar que podrá trabajar pero en actividades que no sea en la empresa en la que ha solicitado la excedencia. Es decir, que quede claro que si tu pides una excedencia en un puesto de trabajo de la empresa X, no puedes trabajar en otro puesto en esa misma empresa.

Además, si la persona pide una excedencia por cuidado de hijo no tiene sentido que trabaje, es decir, se puede trabajar cuando este solicite una excedencia voluntaria de otro tipo.

Causas de las excedencias

Seguramente te estarás preguntando: ¿por qué algunos trabajadores necesitan solicitar una excedencia laboral?

Las causas pueden ser varias, las más habituales son:

  • Poder trabajar para otra empresa temporalmente

  • Para cuidar a hijos y familiares

  • Emprender un proyecto

  • Trabajar en un puesto público

  • Dedicar tiempo a la formación

En función de las causas, podemos distinguir dos grandes tipos de excedencia laboral.

¿Qué tipos de excedencia laborales existen?

Forzosa y voluntaria son los dos grandes tipos de excedencia laboral. La excedencia forzosa es cuando el trabajador en cuestión ha conseguido un puesto de carácter público que le impide asistir a su trabajo y son muy excepcionales.

La empresa estará obligada a conceder la excedencia, guardar el puesto de trabajo y mantener la antigüedad.

La excedencia forzosa terminará cuando el cargo público termine o bien cuando el trabajador así lo solicite. La solicitud del reingreso del puesto de trabajo debe ser dentro del mes siguiente al cese en el cargo público.

Para la excedencia forzosa sí computará la antigüedad, pero no a todos los efectos ya que no se tendrá en cuenta para indemnizaciones. En cuanto a la reserva del puesto de trabajo, SÍ existe y se respetará independientemente de la duración de la excedencia.

El otro tipo de excedencia laboral que comentábamos al principio, la voluntaria, permite que un trabajador con un año de experiencia en la empresa pueda ausentarse voluntariamente por cuestiones personales o profesionales desde 4 meses a 5 años.

Para la excedencia voluntaria, no computará para la antigüedad, es decir, no se tendrá en cuenta para indemnizaciones ni otros complementos. Sí se conserva la antigüedad anterior. No existe reserva de puesto de trabajo, pero sí ingreso preferente a un puesto igual o similar.

A continuación, entramos en detalle con algunos ejemplos de excedencias voluntarias:

Excedencia voluntaria por cuidado de hijos

La duración máxima de la excedencia por cuidado de hijos, ya sean de manera biológica o por adopción, será de 3 años.

La excedencia permite dejar de trabajar por un periodo de tiempo para cuidar al hijo, de modo que ni el trabajador trabaja, ni la empresa le paga, pero conserva el derecho a reincorporarse a la empresa cuando se termine el tiempo de cuidado del hijo.

Se debe especificar que durante el primer año de excedencia, la persona conserva su puesto de trabajo. Ahora bien, a partir del segundo año, sólo conserva un puesto de trabajo equivalente a su grupo profesional o categoría profesional (según convenio).

En este momento, también recomendamos solicitar la prestación por nacimiento y cuidado del menor.

Excedencia voluntaria por cuidado familiar

Esta excedencia laboral puede pedirse para cuidar a familiares hasta segundo grado en caso de incapacidad o enfermedad grave. Su duración máxima es de dos años y también se tienen en cuenta aspectos como la antigüedad y la asistencia a cursos de formación. El puesto de trabajo se reserva durante el primer año; después, un puesto similar.

Excedencia voluntaria por personal o laboral

Estas excedencias permiten a un trabajador trabajar en otros lugares de trabajo, estudiar o bien emplear el tiempo en otras actividades.

Cada vez es más frecuente que un trabajador pida una excedencia voluntaria por interés particular, personal o laboral, especialmente para poder realizar aquello que trabajando a jornada completa, cuesta hacer.

En esta categoría podemos encontrar la excedencia laboral por estudios o bien la excedencia por incompatibilidad personal laboral.

Además de este tipos de excedencias, existen otros tipos de excedencias. Si tienes dudas de qué excedencias puedes conceder a tus empleados, contacta con nosotros, te ofrecemos la solución para la gestión laboral que necesita tu empresa.

¿Cómo realizar la solicitud de excedencia laboral?

El proceso de solicitud de excedencia laboral dependerá del tipo de excedencia que se esté pidiendo. Además del proceso, también variarán los requisitos.

Los requisitos para pedir una excedencia también difieren según el tipo de excedencia que se haya solicitado, el tiempo que lleve el trabajador en la empresa y el tipo de funciones que desempeñe (funcionario, empresa pública o empresa privada).

En este punto, nos vamos a centrar en el proceso de solicitud de una excedencia voluntaria ya que la forzosa es sencilla: la empresa no puede negarse a conceder la excedencia.

Así pues, para la excedencia voluntaria, sea del tipo que sea, siempre será obligatorio pedir la excedencia por escrito a la empresa. 

En el escrito se indicarán las fechas exactas entre las que se quiere disfrutar de la excedencia. Como se ha dicho no es necesario indicar el motivo, a no ser que sea por cuidado familiar.  Aunque no existe un plazo de preaviso obligatorio, es aconsejable dar un plazo lógico y suficiente para que la empresa estudie la solicitud,  se organice y pueda contestar a la petición.

Una vez recibida la solicitud, la empresa tiene que contestar por escrito, aprobando o denegando la petición. 

El trabajador no puede dejar de prestar servicios hasta que no tenga una respuesta firme del empresario. Es decir, no puede dejar de trabajar con solo informarle de la excedencia, sino es necesario la espera de una respuesta por parte del empresario.

En general, las empresas liquidan al trabajador por las vacaciones pendientes, las horas extraordinarias, u otras cantidades que tenga derecho el trabajador, por si finalmente el trabajador no volviese a la empresa.

Las excedencias, en efecto, son ausencias muy comunes pero que a la vez generan dudas y polémicas. Como empresa debes poder encontrar la manera de tener una organización del trabajo eficiente y productiva.

La gestión laboral de tu empresa sencilla, segura y digital

Otros artículos según tus gustos

¿La falta de preaviso del trabajador tiene consecuencias?

Leer el artículo

El preaviso en el despido: ¿Hay que darlo?

Leer el artículo

Salario base: ¿cómo se calcula?

Leer el artículo

El preaviso del contrato indefinido: ¿cuándo es obligatorio?

Leer el artículo

Preaviso del contrato temporal: ¿Cuál es el plazo?

Leer el artículo

Baja voluntaria sin preaviso: supuestos y consecuencias

Leer el artículo