¿La baja por depresión, un mal en tu empresa?

Kimberlein Ríos
Actualizado el 13 de diciembre de 2023

La baja laboral por depresión se vincula directamente con la salud mental, y es crucial tener en cuenta las repercusiones de la reciente pandemia, la COVID-19, y el consiguiente confinamiento. El ritmo frenético de la vida, la incertidumbre prevalente en la actualidad, la constante exposición en las redes sociales y la presión de proyectar una imagen de felicidad son alguno de los factores que han aumentado nuestra susceptibilidad a padecer trastornos mentales como la depresión y la ansiedad.

Es comprensible que, como empresario o responsable de recursos humanos, surjan preguntas respecto a las bajas laborales por depresión, dado que, como hemos mencionado anteriormente, las bajas por ansiedad y depresión se están volviendo cada vez más comunes entre nuestros empleados. La depresión induce un estado de ánimo decaído en nuestros empleados, acompañado de la pérdida de interés o la disminución de la autoestima. Por consiguiente, la baja laboral por depresión se clasifica como una contingencia común, es decir, se trata como una enfermedad común.

En el artículo de hoy, proporcionaremos todas las claves para comprender en profundidad todo lo relacionado con la baja laboral por depresión, además de ofrecer algunos consejos para prevenir y respaldar a nuestros empleados frente a la depresión y la ansiedad.

¿Qué es la baja por depresión?

La baja por depresión constituye una categoría de baja laboral reconocida para aquellos empleados que se encuentren psicológicamente incapacitados para llevar a cabo sus funciones laborales y cumplir con las responsabilidades asociadas a su cargo en la empresa.

Por ello, es imprescindible que cuando una persona experimenta depresión, es necesario que disponga de un período para recuperarse, y tiene la opción de solicitar una baja laboral para descansar y concentrarse en su bienestar. Así mismo, la decisión de comunicar la causa de la baja recae en el trabajador, ya que este asunto se trata de manera confidencial, siendo el médico tratante el único conocedor de dicha razón.

💡 ¿Sabías qué?

​​Los sectores económicos con mayor número de bajas laborales por depresión en el primer semestre de 2023 fueron el sector servicios (45%), el sector industrial (25%) y el sector público (20%).

¿Qué requisitos tiene la baja por depresión?

La baja por depresión se trata de manera similar a cualquier otra baja por enfermedad común. No obstante, hay ciertos requisitos que debes cumplir para poder solicitarla:

1️⃣ Estar registrado en la Seguridad Social y al día en el pago de las cuotas, en el caso de los trabajadores autónomos.

2️⃣ En el caso de una baja por contingencia común, se requiere una cotización previa de al menos 180 días en los cinco años anteriores. En el caso de una baja laboral por depresión debido a contingencias profesionales, no es necesario tener un periodo de cotización previo.

¿Cuáles son las principales causas que originan la baja por depresión?

Existen dos razones principales por las cuales un empleado puede solicitar una baja laboral por depresión: las contingencias comunes y las profesionales. A continuación, proporcionaremos detalles sobre cada una de estas categorías.

⏺️ Baja por contingencias comunes: Esta situación se presenta cuando la depresión tiene motivos que no están relacionados con la actividad laboral en sí. Generalmente, estas razones están vinculadas a problemas personales o familiares. Ejemplos típicos de este tipo de baja por depresión incluyen el fallecimiento de un ser querido, situaciones financieras personales delicadas o alguna enfermedad.

⏺️ Baja por contingencias profesionales: Esta modalidad de baja ocurre cuando el trabajador experimenta depresión debido a razones vinculadas a su profesión o a la empresa en la que desempeña sus funciones. Algunas causas habituales abarcan el mobbing (acoso laboral), tensiones en las relaciones con colegas o el estrés laboral.

¿Cuáles son los derechos y responsabilidades durante la baja por depresión?

Durante el período de baja por depresión, la única responsabilidad del empleado es esforzarse al máximo por recuperarse. Por consiguiente, no estará obligado a responder llamadas o correos electrónicos relacionados con su trabajo.

Además, contará con el derecho de recibir la prestación económica destinada a compensar la pérdida de ingresos durante la duración de la baja. Más adelante te daremos todos los detalles necesarios.

📚Recuerda que…

Desde el 1 de abril de 2023 el trabajador ya no tiene que entregar el parte de baja a la empresa: el proceso ahora se automatiza y digitaliza. ¡La transformación digital está más cerca de lo que creemos!

¿Hay restricciones en lo que puede o no puede hacer una persona en baja por depresión?

La mayoría de las empresas interpretan que la solicitud de una baja por depresión implica que el empleado no puede llevar un estilo de vida activo. Este concepto puede llevar a las empresas a cuestionar la autenticidad de la solicitud, sugiriendo que el empleado podría estar haciendo un fraude al solicitar la baja por depresión sin estar realmente afectado. Para prevenir conflictos, se establece que un trabajador puede participar en cualquier actividad siempre y cuando cuente con la autorización de su médico.

Entonces, ¿qué actividades puede y no puede realizar una persona durante una baja por depresión?

☑️ Está permitido viajar, siempre y cuando se determine que será beneficioso para su salud, siendo un profesional de la salud quien tome esta decisión.

☑️ Se permite enfrentar una prueba académica, pero es necesario presentar un informe médico que respalde la participación. De lo contrario, la participación en un examen podría generar dudas en la empresa empleadora.

☑️ Realizar actividades deportivas está permitido; de hecho, la OMS sostiene que la actividad física puede reducir los síntomas de la depresión y la ansiedad.

☑️ No está permitido participar en oposiciones públicas, ya que se presupone que la persona no cuenta con la salud mental necesaria para prepararse para el examen. Además, en la mayoría de las oposiciones públicas no se permite la participación de candidatos en baja por depresión.

☑️ No se puede emprender otra actividad económica, ya que esto constituirá un incumplimiento del principio de buena fe contractual. En estos casos, la empresa puede despedir al trabajador, quien a su vez perdería la prestación por inactividad temporal. 

¿La baja por depresión qué duración tiene?

La duración de la baja por depresión puede oscilar desde unos pocos días hasta 12 meses, siempre teniendo en cuenta el grado de depresión y de las circunstancias del empleado. Como bien sabemos, la depresión se trata de una situación individual de cada persona. Es decir, no todas las depresiones son iguales; por ello, la duración de la baja por depresión estará condicionada por las recomendaciones médicas.

Dando un matiz, podemos decir que la baja por depresión y su duración es de hasta doce meses. No obstante, si el médico considera necesario prolongarla, podrá prolongarlo seis meses más.

¿Quién paga la cuantía de la baja por depresión?

Cuando nos preguntamos sobre quién paga la baja por depresión, es importante que sepamos que al tratarse de una baja por contingencias comunes, es importante tener en cuenta que durante el periodo de baja, el pago y el responsable del pago varía según la duración de la misma.

La base de cotización por contingencias comunes que aparece en la nómina representa el porcentaje de la cotización de la nómina que  un empleado destina a la Seguridad Social. Este monto se utiliza para cubrir prestaciones y los subsidios a los trabajadores cuando se encuentran de baja por enfermedad o accidente no laboral.

A continuación, te dejamos con una tabla que expresa todo lo necesario, como la duración, quién lo paga y que suma se recibe, tanto si se considera baja por depresión ya sea por enfermedad común o por enfermedad profesional. 

¿Quién paga la baja por depresión?

¿Cómo apoyar a tu empleado durante la baja por depresión?

Enfrentar una baja por depresión dentro de la empresa nos plantea considerar diversas formas de respaldo para nuestros empleados en esta situación delicada. Es crucial que como empleadores cultivemos la paciencia y comprensión necesarias ante estas condiciones de salud mental. Brindar un entorno de trabajo que fomente la empatía no solo contribuye al bienestar individual de los empleados, sino que también fortalece el tejido empresarial. Al adoptar una actitud compasiva, no solo estamos apoyando a aquellos que atraviesan la depresión, sino que también estamos construyendo una cultura empresarial más inclusiva y solidaria.

Entonces…¿Cómo podemos ayudar a prevenir la depresión de nuestros empleados? A continuación, te dejamos con 7 prácticas que se centran en promover un entorno laboral saludable y respaldar la salud mental de tus empleados:

1. Comunicación abierta: Fomentar un canal de comunicación abierto y transparente con los empleados. Esto implica crear un espacio donde se sientan cómodos expresando sus preocupaciones y buscando apoyo cuando lo necesiten.

2. Flexibilidad laboral: Ofrecer flexibilidad horaria para brindar a los empleados mayor autonomía en la gestión de su tiempo. Esta medida reconoce las diferentes necesidades y ritmos de vida de los colaboradores, lo que puede contribuir a reducir el estrés y mejorar el equilibrio entre trabajo y vida personal.

3. Ambiente laboral armonioso: Fomentar un entorno de trabajo positivo y saludable. Esto implica crear un ambiente donde se promueva la colaboración, el respeto y la camaradería, contribuyendo a un clima laboral más armonioso.

4. Beneficios para la salud mental: Incluir beneficios que respalden la salud mental, como actividades deportivas, sesiones de meditación o programas de bienestar emocional. Estas iniciativas ayudan a los empleados a gestionar el estrés y mejorar su bienestar general.

5. Seguro médico con asistencia psicológica: Ofrecer un seguro médico que incluya servicios de asistencia psicológica. Proporcionar acceso a profesionales de la salud mental puede ser fundamental para aquellos que necesiten apoyo durante períodos difíciles.

6. Comprensión y apoyo en crisis personales: Demostrar comprensión y empatía hacia los empleados que atraviesan crisis personales. Evitar presionarlos en momentos difíciles y brindar el apoyo necesario, ya sea a través de licencias o ajustes en las responsabilidades laborales.

7. Recursos de apoyo para reducir el estrés laboral: Proporcionar recursos y programas destinados a la reducción del estrés laboral. Estos pueden incluir capacitaciones, talleres o servicios que ayuden a los empleados a desarrollar habilidades para manejar el estrés y la presión en el trabajo.

7 prácticas que se centran en promover un entorno laboral saludable y respaldar la salud mental de tus empleados.

El panorama laboral ha experimentado cambios significativos, adaptándose a las evoluciones en las necesidades y métodos de trabajo de diversas generaciones. Es evidente que existe un considerable talento en el mercado laboral, y la clave radica en la capacidad de las empresas para atraer y retener a estos profesionales. La comprensión de las expectativas y valores de las diferentes generaciones se ha vuelto esencial para crear entornos de trabajo que no solo atraigan sino que también retengan a los talentos clave. La adaptabilidad y la disposición para evolucionar en consonancia con estas tendencias emergentes se han convertido en factores cruciales en la gestión efectiva del talento en el mundo laboral actual.

PayFit es una plataforma de gestión de recursos humanos y nóminas que ofrece funcionalidades para simplificar y optimizar las tareas relacionadas con la administración de personal. 

💻 ¿Quieres conocer más acerca de nuestro software de nóminas? Solicita una demostración gratuita con uno de nuestros expertos laborales y descubre el programa de gestión de nóminas. 

Gestiona las bajas laborales con el software de PayFit
Otros artículos según tus gustos

Trabajo nocturno: qué es y cómo funciona

Leer el artículo

Los cuadrantes de trabajo, todo lo que necesitas saber

Leer el artículo

La negociación colectiva, un análisis de sus aspectos clave

Leer el artículo

La retroactividad del convenio colectivo

Leer el artículo

La Ley de Usos del Tiempo: ¿de qué trata?

Leer el artículo

Gestión del tiempo, aprende a dominarlo

Leer el artículo