¿Qué es la distribución irregular de la jornada?

Kimberlein Ríos
Actualizado el 02 de enero de 2024

La forma en la que se distribuye la jornada laboral de un trabajador afecta a este directamente en su forma de organizar su día a día. Dependiendo de la actividad de la empresa, pueden existir épocas con picos de trabajo, o al contrario, disminución en el volumen del trabajo, que hagan necesario modificar la jornada laboral habitual de los trabajadores.

La facultad de los empleadores para exceder las 40 horas semanales mediante la distribución irregular de la jornada laboral es respaldada por el Estatuto de los Trabajadores, según lo establecido en su artículo 34. Este estatuto otorga el derecho de modificar el horario laboral, permitiendo semanas que superen el límite máximo de horas.

La distribución irregular de la jornada puede ser acordada a través de un Convenio Colectivo, mediante negociación entre el empleador y el trabajador, o incluso de manera unilateral. En este artículo profundizamos sobre qué es la jornada irregular de trabajo y como está regulada.

¿Qué es la distribución irregular de la jornada?

La distribución irregular de la jornada de trabajo hace referencia a la situación en la que se modifica la jornada de trabajo habitual. Es decir, más horas de trabajo o menos horas de trabajo durante un periodo de tiempo concreto. Es por ello que podemos decir que, la jornada irregular afecta a modificaciones de la distribución horaria mensual, semanal o diaria,  no puede suponer un aumento de horas anuales. En este sentido, la distribución irregular de la jornada está recogida en el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores

Es decir, como ocurre con la mayoría de los aspectos laborales, vemos que la distribución irregular también debe venir contemplada por el convenio colectivo al que la empresa está adherida, o debe acordarse entre trabajador y empresa. Así mismo, cabe destacar que en el Estatuto de los Trabajadores encontramos indicado que sólo se podrá distribuir de manera irregular el 10% de la jornada en un año. 

Es decir, si un trabajador tiene una jornada laboral de 40 horas semanales, esto equivale a aproximadamente 1.800 horas, de las cuales 180 se podrán distribuir de forma irregular. De igual forma, es importante destacar que se podrá aplicar la distribución irregular de la jornada en contratos a tiempo parcial tanto como en contratos a jornada completa.

📚 ¿En qué consiste la distribución irregular de la jornada mediante un ejemplo?

Pues bien, un ejemplo de distribución irregular de la jornada sería, para una empresa de retail, el incremento de horas realizadas en periodo de rebajas. Así mismo, se le podría sumar la prohibición de disfrutar vacaciones en el mes de julio por las rebajas.

¿Cómo se establece la distribución irregular de la jornada de trabajo?

Pues bien, la distribución irregular de la jornada de trabajo se pueden llevar a cabo diversas modalidades de esta práctica, todas ellas en conformidad con las regulaciones laborales actuales:

1️⃣ Convenio colectivo y pactos con los empleados: Es frecuente que la distribución no uniforme de la jornada laboral esté contemplada en el convenio colectivo aplicable. En caso contrario, es posible alcanzar acuerdos con los representantes de los trabajadores.

2️⃣ Decisión unilateral del empleador: En ausencia de un acuerdo, la empresa puede optar por tomar una decisión de manera unilateral, siempre y cuando esté debidamente justificada por la necesidad del funcionamiento empresarial.

¿Cuáles son los requisitos y procedimientos?

Cuando una empresa quiere implementar una distribución irregular de la jornada laboral, debe cumplir con una serie de requisitos y procedimientos establecidos en el marco legal. Los principales son los siguientes:

  1. Preaviso de al menos 5 días: La empresa tiene la obligación de informar al trabajador con un preaviso de al menos 5 días, detallando el día y la hora de la nueva jornada laboral.

  2. Comunicación: La comunicación sobre la distribución no uniforme debe incluir información específica acerca de la nueva jornada, abarcando la duración y el horario que afectará al trabajador.

  3. Respeto a los descansos: Se debe respetar los periodos mínimos de descanso diario y semanal establecidos por la ley para garantizar condiciones laborales seguras y saludables.

  4. Descanso diario: Entre el final de una jornada y el comienzo de la siguiente, debe haber un mínimo de 12 horas de descanso.

  5. Duración máxima diaria: La jornada diaria para trabajadores mayores de 18 años no puede exceder las 9 horas, a menos que exista un acuerdo por convenio colectivo o entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

  6. Registro de horas: Es necesario mantener un registro preciso de las horas trabajadas por cada empleado, que debe ser entregado junto con la nómina correspondiente. El incumplimiento de esta norma puede conllevar sanciones por parte de la Inspección de Trabajo.

  7. Compensación: La distribución irregular de la jornada implica una compensación en forma de jornadas con menos horas de trabajo, las cuales el trabajador debe disfrutar dentro de los 12 meses siguientes, a menos que se haya establecido un periodo diferente.

  8. Fines de semana y días festivos: La distribución irregular no debe alterar los fines de semana, días festivos ni los días no laborables según el contrato de trabajo y el calendario laboral de la empresa.

Además, la distribución irregular no puede afectar a los trabajadores que cuenten con la reducción de jornada por tener a su cargo menores en guarda legal o por cuidado de un familiar, así como a aquellos que gocen de permisos de conciliación de la vida familiar y laboral.

¿Qué es el preaviso de la distribución irregular de la jornada?

Si tu empresa necesita llevar a cabo la distribución irregular de jornada de alguno de sus trabajadores, estará obligada a darle un preaviso de como mínimo, 5 días de antelación. Por lo tanto, en el modelo de comunicación de distribución irregular de la jornada debe venir indicada la nueva jornada: durante cuántos días afecta y cuál es el nuevo horario.

A pesar de que existen diferentes modelos de cláusula de distribución irregular de la jornada que entran más o menos en detalle, y tal y como establece el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores, sólo será necesario preavisar los 5 días indicando el día y la hora de la nueva jornada.

¿Cuál es la diferencia entre la distribución irregular de la jornada de trabajo y las horas extras?

Es normal preguntarse cuáles son las diferencias entre la jornada irregular y la realización de horas extras, ya que como hemos dicho, la distribución irregular de la jornada puede venir motivada por un aumento de trabajo y la necesidad de trabajar más horas.

Resumir la diferencia entre la distribución irregular de la jornada y la realización de horas extra en una frase sería: 

“Las horas extra se realizan por encima de la jornada por contrato del empleado, mientras que la distribución irregular se basa en modificar el horario de trabajo pero respetando la jornada sin realizar más horas en cómputo total”.

Por lo tanto, las principales diferencias son:

  • Coste: La distribución irregular de la jornada laboral no debe suponer ningún coste extra para la empresa, en cambio, las horas extra se deben compensar económicamente o con descanso.

  • Preaviso: La realización de horas extras no requiere un preaviso de mínimo 5 días, como en el caso de la jornada irregular. No obstante, las horas extra deben acordarse previamente, depende del convenio el preaviso.

  • Límite: Los empleados podrán realizar como máximo 80 horas extra al año, en cambio, como hemos mencionado anteriormente, la jornada irregular puede suponer un 10% del total de horas anuales, lo que equivale a unas 180 para un trabajador a jornada completa.

  • Obligatoriedad: Si lo establece el convenio colectivo o se llega al acuerdo entre la empresa y la representación de trabajadores, el empleado no podrá rechazar los cambios de distribución irregular de jornada. Hacer horas extra en cambio no es obligatorio.

No obstante, con la distribución irregular de la jornada no vale todo. Por ejemplo, si la empresa tiene establecida una jornada de lunes a viernes, no se podrá aplicar a jornadas de fin de semana. Si el trabajador tuviera que trabajar esos días, se considerarán horas extra. Otros casos a tener en cuenta en la distribución de horas de trabajo sería el trabajo nocturno: Si el cambio de jornada supone realizar horas nocturnas (de diez de la noche a seis de la mañana), se deberán pagar como tal.

¿Qué acciones legales puede llevar a cabo el trabajador?

Si un empleador incumple las normas y convenios relacionados con la distribución irregular de la jornada de trabajo, el trabajador afectado tiene el derecho de emprender acciones legales, entre las cuales se incluyen las siguientes:

1. Rescisión de contrato de trabajo y solicitud de indemnización: El trabajador tiene la opción de rescindir su contrato laboral y demandar una indemnización equivalente a 20 días de salario por cada año trabajado en la empresa. Esta alternativa es viable cuando se considera que las modificaciones realizadas por el empleador son inaceptables.

2. Impugnación ante la Seguridad Social: El trabajador también tiene el derecho de impugnar los cambios ante la Seguridad Social y solicitar la restitución de su jornada laboral habitual. Esta acción busca restablecer las condiciones laborales originales del empleado y salvaguardar sus derechos.

La impugnación puede llevarse a cabo mediante la jurisdicción social, ya sea de manera individual o colectiva, con el objetivo de proteger los intereses y derechos laborales del trabajador afectado.

Por ello, la transparencia en la comunicación, el respeto a los periodos de descanso, y la consideración de compensaciones justas son fundamentales para mantener un equilibrio en las relaciones laborales. En casos de incumplimiento por parte del empleador, los trabajadores cuentan con el respaldo legal para tomar medidas que protejan sus intereses, como la rescisión del contrato con solicitud de indemnización o la impugnación ante la Seguridad Social. En última instancia, la distribución irregular de la jornada laboral debería ser implementada con responsabilidad y sensibilidad hacia el bienestar de los trabajadores, reconociendo la importancia de mantener un entorno laboral justo y equitativo. La colaboración entre empleadores y empleados, basada en el respeto mutuo y el cumplimiento de las normativas laborales, contribuirá a establecer relaciones laborales saludables y sostenibles a largo plazo.

Con PayFit, el software de nóminas y RRHH, podrás gestionar de forma sencilla todos los aspectos relacionados con la jornada de trabajo de tus empleados. Desde el control horario de los trabajadores a las modificaciones de jornada. La plataforma facilita la comunicación transparente entre empleadores y empleados, asegurando que cualquier cambio en la jornada laboral se realice de acuerdo con las disposiciones legales y los acuerdos establecidos. PayFit simplifica el proceso de preaviso al automatizar la notificación de cambios en los horarios, garantizando que los empleados reciban la información necesaria con el tiempo requerido.

💻 ¡No lo dudes más! Solicita una demostración gratuita con uno de nuestros expertos laborales y descubre el software de nóminas. 

Gestiona la jornada laboral de tus trabajadores con PayFit
Otros artículos según tus gustos

La Ley de Usos del Tiempo: ¿de qué trata?

Leer el artículo

El trabajo a turnos: qué es y cómo organizarlo

Leer el artículo

Las vacaciones laborales, todo lo que necesitas saber

Leer el artículo

Medidas para garantizar la igualdad de género en tu empresa

Leer el artículo

El software de gestión, transforma a las empresas en España

Leer el artículo

Hard skills y soft skills: ¿Cuál es la diferencia?

Leer el artículo