¿Qué es el reclutamiento interno? Un análisis a sus ventajas y desventajas

hero image

Luna Nogales

Legal Content Trainee

Actualizado el 14.09.2022

Desde hace años, los especialistas en recursos humanos han debatido sobre la necesidad de optimizar los procesos de captación de personal. En este sentido, el reclutamiento interno es una de las opciones con mayor potencial del mundo laboral. Dentro de nuestros artículos sobre el proceso de reclutamiento, veremos en qué consiste y cuáles son las principales ventajas y fuentes de reclutamiento interno.

RESUMEN

¿Qué es el reclutamiento interno? Definición.

Este método de selección de personal se caracteriza por basarse en la propia plantilla. Es decir, la búsqueda de candidatos se efectúa partiendo siempre de los trabajadores existentes en la empresa. 

Para ello, se opta por el capital humano disponible y, especialmente, por la revalorización de los RRHH como factor esencial en el desarrollo corporativo.

La realidad demuestra que se puede llevar a cabo de numerosas formas. En la actualidad, estos son los métodos de reclutamiento interno más frecuentes:

  • Reubicación: El ejemplo de reclutamiento interno más común implica reorganizar los puestos de trabajo.

  • Promoción: Supone ofrecer al personal vías para lograr ascensos según sus méritos.

  • Movimiento horizontal: Cambios de responsabilidades o funciones, sin llegar a ser una reubicación.

  • Plan de carrera: Hace posible llegar al liderazgo mediante el desarrollo de la carrera profesional.

Cuando lo llevamos a la práctica, podemos observar la existencia de ventajas y desventajas de reclutamiento interno​. Por otro lado, algunos autores prefieren dividir la clasificación anterior en dos tipos:

  • Los movimientos horizontales, a los que hemos hecho referencia y que son mucho menos amplios.

  • Los movimientos verticales, que agrupan los otros tres y que hemos preferido dividir para especificar sus modalidades.

¿Cuáles son las diferencias entre reclutamiento interno y externo?

Existe la creencia de que estos dos enfoques son opuestos. En cierto modo, lo pueden llegar a ser, pero se consideran más bien complementarios. Luego veremos por qué se necesitan el uno al otro. En esta ocasión, es importante aclarar sus diferencias en tres claves principales:

  • El interno parte de la propia plantilla, mientras que el externo recurre a candidatos que buscan empleo.

  • El interno requiere una estrategia de adaptación y reubicación, pero el externo implica solamente una formación.

  • El interno requiere un anuncio de reclutamiento interno; el segundo es compatible con inbound recruiting.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del reclutamiento interno?

Después de ver el reclutamiento interno y su definición, pasaremos a la práctica. Hay ciertas ventajas que debes conocer y que te detallamos a continuación.

  1. Genera un clima de motivación y superación

Cuando le das a un empleado la posibilidad de escalar en su profesión, su motivación aumenta considerablemente. Las compañías más estáticas son las que presentan una mayor tasa de rotación del personal. Por ello, es fundamental generar un ritmo de promociones dinámico que permita a cualquier empleado demostrar lo que vale.

2. Crea cultura corporativa

Un negocio que apueste por el reclutamiento de personal interno es una entidad comprometida con la superación. Esto se refleja en la práctica dentro de la cultura corporativa, que convierte el trabajo en esa compañía en una oportunidad vital. Sin duda, una de las mejores estrategias de retención del talento que se han planteado.

3. Reduce costes de tiempo y económicos

Por un lado, reduce el tiempo porque se evitan las campañas y búsquedas entre personas ajenas al negocio. 

Por otro lado, es primordial desarrollar correctas estrategias de reskilling y upskilling. De esta manera, es posible mejorar la gestión del personal y desarrollar (o perfeccionar) habilidades.

A pesar de que se pueden obtener resultados muy positivos a través del reclutamiento interno, no todo son ventajas. 

El reclutamiento interno favorece la promoción interna de los empleados dentro de la propia empresa

Las tres desventajas del reclutamiento interno

La búsqueda de personal puede partir de la propia empresa con el fin de optimizar la plantilla existente. No obstante, esto también conlleva un proceso de reajuste, cuyos inconvenientes debe manejar el mánager de recursos humanos.

  1. Reduce el abanico de candidatos

Durante el proceso de reclutamiento interno, los potenciales candidatos son limitados. Prescindir de foros especializados, redes sociales o portales de empleo supone reducir las posibilidades. Sin embargo, también se puede interpretar como un cambio de candidatos desconocidos a trabajadores ya existentes.

2. Deja puestos vacantes

Cuando un empleado es reubicado, se abre una vertiente muy positiva. No obstante, es imposible obviar que su antiguo puesto queda libre. Por tanto, habría que plantear una estrategia para que sus funciones siguieran quedando cubiertas por otra persona. Hay dinámicas de relativa eficacia, como la fusión de responsabilidades.

3. Es dependiente del reclutamiento externo

Esta es una de las desventajas del reclutamiento interno más relevantes. Incluso está estrechamente vinculada con la anterior, y la experiencia lo demuestra en casi todos los casos. Cuando un puesto queda libre, lo más común es recurrir al reclutamiento externo para cubrirlo. En consecuencia, no podemos afirmar que esta modalidad sea completamente alternativa o independiente.

Anuncio de reclutamiento interno: ejemplo

La mejor manera de entender este tipo de reclutamiento es ver un ejemplo de reclutamiento interno.

¿Cómo puede la empresa llevar a cabo un proceso de reclutamiento interno? Por ejemplo, se puede enviar un correo electrónico comunicando internamente a los empleados que existe una nueva vacante para cubrir, priorizando así su participación en el proceso.

Tras esta comunicación, se hace una valoración del perfil del candidato y si cuadra, se iniciará el proceso de selección a través de entrevistas y pruebas técnicas. 

Otra manera de realizar un reclutamiento interno es promocionando a los empleados, esto es, ascender directamente al empleado debido a su buenos resultados en la empresa. 

Por último, otro ejemplo es la recontratación de antiguos empleados o cuando un becario es ascendido en la empresa y se le ofrece un contrato indefinido y con mayor sueldo. 

Como hemos visto, el reclutamiento interno es una fuente de oportunidades para la empresa. Nuestro consejo es que lo plantees desde una perspectiva de crecimiento y optimización constante. Con PayFit puedes automatizar la gestión de tu plantilla y poner en marcha metodologías como esta. Solicita una demostración gratuita y descubre su potencial.

Gana tiempo en la captación y retención del talento con un software de RRHH

Otros artículos según tus gustos

Convenio colectivo sectorial: características y aspectos esenciales

Leer el artículo

La negociación del convenio colectivo y sus fases

Leer el artículo

La retroactividad del convenio colectivo

Leer el artículo

¿Qué es la ultraactividad de los convenios colectivos?

Leer el artículo

Salario mínimo interprofesional 2022: cuestiones básicas

Leer el artículo

¿Qué es la negociación colectiva? Análisis de sus aspectos clave.

Leer el artículo