¿Conoces qué es el plus de productividad?

Júlia Larrosa
Actualizado el 03 de septiembre de 2023

En un mundo empresarial cada vez más competitivo y dinámico, la búsqueda constante de estrategias que impulsen la eficiencia y el rendimiento se ha convertido en una prioridad indiscutible. 

El plus de productividad no se limita simplemente a realizar más tareas en menos tiempo, sino que abarca un enfoque integral que involucra la optimización de procesos, la potenciación de habilidades individuales y colectivas, y la implementación de herramientas y prácticas que maximicen los resultados obtenidos. 

¿Qué es el plus de productividad? ¿Cuándo se genera el derecho al plus de productividad? 

¿Qué posibilidad hay de que el salario dependa del plus de productividad? ¡No te preocupes! En el artículo de hoy, trataremos el concepto del plus de productividad para que tanto los empresarios como los departamentos de RRHH lo conozcan a la perfección.

¿Qué es el plus de productividad?

Para refrescarte la memoria, nada mejor que empezar por el plus de productividad y su concepto. Se trata de uno de los incentivos de una nómina que, en este caso, depende de si el trabajador ha cumplido o no con unos determinados objetivos de productividad. También puede estar relacionado con el resultado de las tareas que ha realizado. Además, es una excelente manera para saber cómo retener el talento con beneficios para el empleado.

A la hora de otorgar el plus de productividad en nómina, puedes fijarte en una serie de medidores, como la cantidad de objetos producidos, las ventas conseguidas o la satisfacción del cliente. Básicamente, ligar la acción que tiene que realizar el trabajador con una recompensa puede generar una motivación adicional en él, ya que esto le ayudará a dar lo mejor de sí mismo e implícitamente, aumentará su rendimiento y productividad en el trabajo

Es esencial reconocer que este concepto se presenta bajo diversas denominaciones, lo cual puede generar cierta complejidad al interpretarlo dentro de un desglose salarial. Aunque el término más extendido es plus de productividad, también es común encontrarlo referido como bonus o prima por productividad. Además, es relevante considerar que se puede entregar mensual, trimestral o anualmente, otorgando a las empresas una amplia flexibilidad para su implementación.

¿Cuándo se genera el derecho al plus de productividad?

Una vez refrescado qué es el plus de productividad, conviene establecer cuándo se entrega. Es decir, cada empresa actúa de acuerdo a sus necesidades y las de sus trabajadores. 

Aún así, es importante establecer que el convenio colectivo indica las situaciones en las que se recibe. Así mismo, el plus de productividad nos permite la posibilidad de pactarlo directamente con el empleado y el cuál no está ligado a la antigüedad en la empresa.

Eso sí, todos los trabajadores tienen derecho a obtenerlo al cumplir los requisitos pactados. En otras palabras, no existe la posibilidad de ofrecerlo a unos trabajadores y a otros no, sin que exista una razón bien fundamentada. Por ejemplo, si dos empleados en el mismo puesto cumplen lo pactado, ambos deben recibir el plus de productividad.

¿Qué posibilidad hay de que el salario dependa del plus de productividad?

¡No hay posibilidad de que el salario dependa de ningún plus! Es decir, el salario de los empleados no puede depender de plus alguno, ya que la remuneración está sujeta a la actividad por la que se contrata al trabajador. 

Por lo tanto, al entregar la prima reconoces implícitamente el cumplimiento de los criterios establecidos para su obtención. De este modo, no se producen modificaciones sustanciales en las condiciones de trabajo. 

El trabajador tiene derecho a recibir un salario mensual por su trabajo, el cual aparece reflejado en el contrato y se establece tras una negociación. Ya sea la que efectúa el empleado con la empresa o por convenio, se ha determinado de común acuerdo. En definitiva, el plus de productividad será siempre un complemento.

¿Cómo cotiza el plus de productividad?

El plus de productividad y su cotización suscitan algunas dudas entre los empleados. Al ser parte del salario, el plus de productividad tributa y cotiza en su totalidad al considerarse un rendimiento del sujeto de trabajo. Además, es importante que los criterios para obtener el plus de productividad sean claros y públicos. Así, cada empleado sabrá cómo conseguirlo.

También se dejará claro el momento en el que se devenga el derecho a cobrar el plus de productividad como complemento salarial. Cuanto más transparente seas, mejor para toda la empresa. Evitarás malentendidos y posibles denuncias, en especial si el cálculo no se ha explicado correctamente. 

¿Qué ventajas ofrece una prima por productividad?

La principal es el aumento de la motivación y la satisfacción laboral. Al ofrecer un plus de productividad salarial o no salarial, los trabajadores tratarán de conseguirlo y aumentarán su rendimiento. También tenderán a identificarse más con los objetivos de la compañía. 

Como ya hemos comentado anteriormente, es importante que cada empleado sea libre o no de conseguir el plus de productividad. De este modo, evitas la sobrecarga de trabajo en tus empleados y no sentirán la presión de tener que hacerlo por obligatoriedad. Asimismo, procura que la cantidad de dinero sea suficiente o podría no despertar interés.

En resumen, es evidente que aumentar la productividad es un objetivo crucial para individuos y organizaciones por igual. Al implementar un enfoque equilibrado que abarque la optimización personal y la colaboración entre equipos, estaremos mejor posicionados para alcanzar nuestras metas y contribuir al éxito continuo en un mundo cada vez más competitivo y dinámico.

PayFit puede desempeñar un papel clave en el impulso del plus de productividad de tus empleados al simplificar y optimizar diversos aspectos de la gestión de recursos humanos y nóminas.

¿Qué puede hacer PayFit por tu empresa con relación al salario de tus empleados?

1) Genera las nóminas y gestiona los trámites administrativos

  • Gestiona y automatiza las nóminas, el recibo SEPA, los trámites con la Seguridad Social y el registro de salarios.

  • Introduce y modifica los datos en función del tipo de salario de tu empresa: salario en especie, retribución flexible, etc. 

  • Envío de recibo de salarios automático y firma electrónica de documentos.


2) Informes y gráficos de la evolución salarial

  • Obtén visibilidad con informes personalizados sobre los gastos empresariales y la evolución de salarios.

  • Abono de complementos salariales y anticipos de salario.

  • Certificado de retenciones de IRPF.


3) Reflejo automático en la nómina del salario en especie y los gastos de empresa

  • Añade los tickets restaurante, gastos profesionales, facturas, bonus y pluses. Se incorporarán automáticamente en el recibo de salarios.

  • Importa las variables a las nóminas de tus empleados masivamente desde el módulo específico para ello.

  • Paga los salarios de cada mes desde PayFit a través de un servicio de banca en línea.

Por ello…¡No lo dudes un segundo más! Y solicita una demostración gratuita con uno de nuestros expertos laborales, no te arrepentirás 😉.

Automatiza los trámites relacionados con el salario de tus empleados
Otros artículos según tus gustos

La baja por operación, ¿se contempla la estética?

Leer el artículo

Conoce todo lo necesario sobre el permiso de lactancia

Leer el artículo

Contrato 300: características, condiciones y proceso de llamamiento

Leer el artículo

Contrato 130, todo lo que necesitas saber

Leer el artículo

La política de vacaciones en una empresa, el por qué de su importancia

Leer el artículo

Hoja de vacaciones para empleados y su importancia

Leer el artículo