¿Qué es el reclutamiento externo? Todas las claves, en esta guía.

hero image

Luna Nogales

Legal Content Trainee

Actualizado el 14.09.2022

El reclutamiento externo es de los más usuales en la selección de un candidato para una oferta de empleo. Es una parte del proceso de reclutamiento que consiste en contratar un trabajador para la empresa. 

Para ello, se usan medios como plataformas de búsqueda de profesionales, LinkedIn o empresas que se encargan de seleccionar a los candidatos idóneos.

Para hacer una buena selección, todas las compañías realizan un cribado mediante unos pasos que deben seguir para la selección. Muchas organizaciones derivan este tipo de gestiones a empresas de RRHH. 

En este artículo te explicamos todos los detalles. 

RESUMEN

¿Cuáles son las principales técnicas del reclutamiento externo?

Después de ver en qué consiste el reclutamiento externo, pasaremos a la práctica y nos centraremos en las principales técnicas de reclutamiento externo.

1. Analizar y buscar necesidades de la empresa

En primer lugar, la compañía debe saber cuáles son sus necesidades. Por un lado, hay que saber qué perfil busca tanto en el sentido técnico y organizativo como en el humano y cualitativo.

2. Examinar y describir el puesto vacante

Como hemos dicho, la compañía debe saber qué perfil está buscando. En consecuencia, es fundamental hacer una buena descripción del puesto de trabajo. Una buena descripción de empleo debe atender estas cuestiones:

  • Requisitos mínimos como, por ejemplo, experiencia o nivel formativo.

  • Conocimientos especializados que debe tener un candidato.

  • Dominio de uno o varios idiomas.

Como mínimo, debería considerar estos tres puntos, aunque existen otros de interés. Entre ellos, las competencias generales y específicas, experiencia laboral, habilidades y principales responsabilidades.

3. Anuncio del puesto vacante y recepción de candidatos.

En este paso, puedes ayudarte de aplicaciones, páginas webs u otros medios de comunicación. Con estos recursos podrás llegar a los interesados. Estas son algunas de las fuentes de reclutamiento externo:

  • Plataformas digitales de búsqueda de empleo.

  • Publicaciones en redes sociales, como LinkedIn.

  • Aplicaciones, como Infojobs o JobToday.

4. Preselección.

En este apartado, tendrás que seleccionar las candidaturas o currículos idóneos. En esta fase, debes elegir los posibles candidatos al puesto. De esta manera, ahorras tiempo en llevar a cabo entrevistas con interesados que no cumplen con los requisitos mínimos.

5. Entrevistas y evaluación de los candidatos.

Una vez efectuado el cribado de candidatos y posibles interesados, el siguiente paso es la realización de entrevistas de trabajo. Hay que poner a prueba a los candidatos.

Se pueden realizar entrevistas grupales para lanzar cuestiones a los candidatos o ponerlos en determinadas situaciones para saber cómo actuarían. En este punto de la selección, podrás observar las conductas de los candidatos y saber cuál es más adecuado para el puesto.

Posteriormente, puedes crear una lista con los últimos seleccionados. Después, hay dos pequeños pasos adicionales:

  • Elaboración de informes: Una vez recopilada y ordenada la información de los candidatos, sabrás cuál es el ideal para el puesto vacante.

  • Contratación: Ya seleccionado o seleccionados los candidatos, viene el último paso tras analizar los informes. Consiste en la firma del contrato de trabajo entre ambas partes.

¿Qué diferencias hay entre reclutamiento externo e interno?

Sin duda, el reclutamiento de personal externo y el interno son muy diferentes. Después de conocer la definición de reclutamiento externo, es importante que veas sus diferencias:

El reclutamiento interno está centrado en la promoción de los propios trabajadores que ya forman parte de la empresa. Se potencian técnicas como el upskilling o el reskilling para fomentar la promoción corporativa. Es decir, se busca a quienes ya conocen y pertenecen a la compañía, lo que facilita la formación.

Por su parte, entre las principales técnicas de reclutamiento externo, figura la búsqueda de aspirantes. Hay que efectuar una mayor inversión de recursos para expandir la oferta de empleo. Lo mismo sucede con el tiempo, dado que un proceso de selección de personal debe ser tomado como parte estratégica del negocio.

Consejos para llegar al éxito con un buen proceso de reclutamiento externo

El proceso de reclutamiento externo constituye un papel primordial en el negocio, ya que debe encontrar el mejor candidato entre los seleccionados.

Con un buen proceso de reclutamiento, podrás aprovecharte de las ventajas del reclutamiento externo en una empresa, que son:

  • Conocer necesidades de cada departamento o áreas de la compañía.

  • Saber qué perfil se busca para el puesto, ya sean conocimientos que debe tener o habilidades.

  • Reflejar en la oferta de trabajo los requisitos mínimos.

  • Uso de la tecnología para evaluar y seleccionar candidatos, así como los canales de reclutamiento externo.

  • Proceso de contratación claro.

  • Realizar un seguimiento del personal contratado para saber cómo va evolucionando. Los nuevos empleados deben tener apoyo para que su incorporación no tenga complicaciones.

Como puedes observar, hay múltiples factores que influyen en el reclutamiento externo. Para su búsqueda, debes tener en cuenta las necesidades de tu empresa. Con PayFit puedes utilizar el potencial de una herramienta de gestión de RRHH para tu compañía. Te invitamos a conocer nuestra demostración gratuita a continuación.

La gestión laboral de tu empresa sencilla, segura y digital

Otros artículos según tus gustos

Hoja de vacaciones para empleados: qué es y qué tiene que incluir.

Preaviso de la extinción de la relación laboral. ¿Cuándo y cómo?

Indemnización por despido tras la finalización del contrato de trabajo.

Causas de extinción del contrato de trabajo

Extinción del contrato de trabajo: causas, procedimiento y efectos.

Los papeles de fin del contrato y extinción de la relación laboral.