Cómo comprender las bonificaciones

hero image

Júlia Larrosa

Marketing Associate @Payfit

Actualizado el 28.06.2021

Cuando hablamos de bonificaciones es muy común tener dudas de qué tipos existen, qué requisitos hay que cumplir para poder disfrutarlas o bien en qué contrato de trabajo pueden aparecer ciertas bonificaciones.

Las empresas pueden recibir descuentos en sus contribuciones a la Seguridad Social por contratar a personas de ciertos colectivos sociales para insertarlas en el mundo laboral.

¿Qué es una bonificación? ¿Qué tipos de bonificaciones existen? ¿Qué requisitos hay que cumplir para beneficiarse de las bonificaciones? PayFit te lo cuenta todo sobre este tipo de ayudas de contratación.

Resumen

¿Qué es una bonificación?

Las bonificaciones según el SEPE, son incentivos para la contratación de empleados así como el emprendimiento en autónomos. Si las empresas o los empresarios cumplen ciertos requisitos, estas podrán aprovecharse de una cotización social reducida.

Todas las empresas deben pagar cuotas a la Seguridad Social para contribuir con el bienestar público. Las contribuciones pueden recibir reducciones siempre que las empresas contribuyan a la contratación de personas que pertenezcan a colectivos sociales más desfavorecidos.

Podríamos decir que el objetivo principal de la bonificación es:

  • Reducir costes a la empresa;

  • potenciar la inserción laboral de determinados colectivos sociales.

¿Qué tipos de bonificaciones existen?

Existen dos tipos de bonificaciones: las reducciones y las bonificaciones de la Seguridad Social. Ambos tipos comparten unas características principales:

  • Su objetivo es impulsar la inserción laboral;

  • se aplica como porcentaje de menor cuota de cotización;

  • los efectos son iguales tanto para trabajadores asalariados como para autónomos y empresas;

  • para acceder a ellas hay que estar al corriente de las obligaciones de la Seguridad Social.

Existe una pequeña diferencia entre los dos tipos de bonificación: la financiera. Las reducciones son costeadas por la Seguridad Social mientras que las bonificaciones de la Seguridad Social son financiadas mediante los impuestos.

Por otro lado, también podemos identificar como bonificaciones aquellos estímulos que se ofrecen a los trabajadores para mejorar su rendimiento productivo y se pueden diferenciar entre incentivos económicos y no económicos.

Los primeros pueden tratarse de mejoras en el salario y los segundos se tratan de incentivos morales: reconocimientos públicos, ascensos, premios…

Algunos ejemplos de los diferentes tipos de bonificaciones son:

  • Bonificaciones para personas con discapacidad;

  • bonificación para la contratación indefinida de parados de larga duración;

  • bonificaciones para colectivos en riesgo de exclusión y víctimas de diferentes circunstancias;

  • bonificaciones para la conciliación de la vida personal, laboral y familiar.

¿Qué son las bonificaciones según contrato? 

Como hemos dicho, las empresas que pueden beneficiarse de las bonificaciones en sus pagos a la Seguridad Social, entre otras cosas, cumplen con la contratación indefinida de algún colectivo social desfavorecido.

Diferenciamos dos tipos de contratos bonificados y hablamos de la contratación de los jóvenes.

Contratación indefinida bonificada

Hay ciertos colectivos que disfrutan de unas bonificaciones. Las bonificaciones a la contratación indefinida más típicas son las bonificaciones seguridad social para discapacitados. Pero existen otros colectivos que también se benefician de estas bonificaciones en contratos indefinidos, es decir, personas pertenecientes a uno de los siguientes colectivos que tengan un contrato de trabajo indefinido.

  • Personas discapacitadas

  • Desempleados con menos de 30 años de edad

  • Personas socialmente excluidas

  • Víctimas del terrorismo

  • Mujeres víctimas de violencia de género

Es decir, todos aquellos que pertenezcan a una de estas categorías y tengan un contrato de trabajo indefinido se verán beneficiados por una bonificación en relación a la cuota de la Seguridad Social.

¿Sabías qué?

Una de las preguntas más frecuentes es sobre cuáles son las bonificaciones para mayores de 45 años. Los requisitos son varios pero principalmente es para personas con discapacidad con un contrato temporal o bien para jóvenes autónomos que contraten a un desempleado mayor de 45 años.. Las bonificaciones se podrán aplicar en función de el perfil del trabajador y del tipo de contrato, según establezca la Ley 43/2006.

Contratación temporal bonificada

También existen bonificaciones a la contratación temporal. Estas las podemos encontrar en personas con un contrato de trabajo temporal que formen parte de colectivos tales como:

  • Personas discapacitadas con contrato temporal

  • Trabajadores excluidos socialmente

  • Víctimas del terrorismo

  • Contratos de interinidad para sustitución de algunos trabajadores

  • Contratos de interinidad con discapacitados para sustituir a otros discapacitados

  • Los contratos para la formación de jóvenes desempleados inscritos en la O.E. 

Contratación de jóvenes

Las bonificaciones para jóvenes están destinadas al fomento de empleo, e intentan emplear a tantos jóvenes para facilitar su inserción en el mercado laboral. Dentro de este tipo, encontramos contratos bonificados en Seguridad Social con las siguientes bonificaciones

  • Una bonificación del 100% a la S.S a autónomos o microempresas que contraten a jóvenes. Puede ser de forma indefinida o a tiempo parcial.

  • Bonificación del 100% para jóvenes autónomos que contraten a un desempleado mayor de 45 años.

  • Bonificación del 100% a autónomos o empresas que contraten a jóvenes a tiempo parcial con fines formativos.

  • Una bonificación del 50% para empresas o autónomos que contraten a jóvenes sin experiencia laboral a modo de prácticas.

  • Esas cooperativas que contraten a jóvenes como socios trabajadores en el Régimen General de la S.S recibirán una bonificación durante tres años de las cuotas de la misma.

En definitiva, los contratos bonificados en Seguridad Social son los tipos de contrato que cumplen con los requisitos para que la empresa pueda beneficiarse de dichas bonificaciones, incluso existen las bonificaciones para autónomos, entre las mencionadas a lo largo del artículo.

En materia de trámites con las administraciones públicas, como podría ser la Seguridad Social, los directores de Recursos Humanos, encargados de crear el contrato laboral de los trabajadores y gestionar su vida laboral, suelen tener dudas.

Te recomendamos que delegues la gestión de los pagos de la Seguridad Social y de ayudas a la contratación a una asesoría laboral online como la de PayFit ya que puede que haya conocimientos que se escapen de tu materia.

¿Quieres más información sobre la gestión de nóminas ytrámites administrativos?

La gestión laboral de tu empresa sencilla, segura y digital

Otros artículos según tus gustos

El despido colectivo: causas, umbrales e indemnización.

¿Qué es el despido por causas objetivas? Regulación, procedimiento, y efectos.

Baja voluntaria: preaviso, finiquito y Convenio Especial.

Despido disciplinario: causas e indemnización.

Hoja de vacaciones para empleados: qué es y qué tiene que incluir.

Preaviso de la extinción de la relación laboral. ¿Cuándo y cómo?