payfit logo

¿Qué nuevo impuesto hay en las nóminas?

Kimberlein Ríos
Actualizado el 30 de junio de 2024

Desde la implementación del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) en la reforma laboral de 2023, hemos presenciado un descenso en las nóminas de los trabajadores, diseñado para financiar las futuras pensiones. Pero…¿Qué es el MEI en la nómina?

Este gravamen aumentará gradualmente hasta el año 2029, manteniéndose estable hasta 2050. En consecuencia, el año 2024 marca el inicio de un nuevo incremento que afecta directamente tanto a los salarios de los empleados como a las cargas fiscales de las empresas, impactando también a los trabajadores autónomos. En este artículo, exploramos en profundidad la aplicación de este impuesto sobre las nóminas, los cambios que introduce y su período de vigencia.

¿Cómo cambia la nómina en 2024?

​​Tal y como hemos dicho anteriormente, el Mecanismo de Equidad Intergeneracional o MEI, instaurado en 2023, se introduce como un impuesto que comienza en el 0,6% y se incrementará hasta el 1,20% en 2050. Anualmente, este porcentaje se eleva en 0,1% hasta llegar al año 2029, momento en el cual el porcentaje se estabiliza en 1,20%.

Para los empleados con contrato, este coste se distribuye entre la empresa y el trabajador, asumiendo la empresa una parte significativa de este. Por otro lado, los trabajadores autónomos deben cubrir la totalidad de este impuesto dentro de sus contribuciones a la Seguridad Social.

A continuación, presentamos una tabla que ilustra cómo este nuevo impuesto afecta tanto los salarios como las contribuciones:

AÑOIMPUESTO TOTALEMPRESATRABAJADOR/A
20230,60%0,50%0,10%
20240,70%0,58%0,12%
20250,80%0,67%0,13%
20260,90%0,75%0,15%
20271%0,83%0,17%
20281,10%0,92%0,18%
20291,20%1%0,2%

El impuesto MEI en 2024 será un total de 0,70% dividido entre 0,58% por parte de la empresa y el 0,12% por parte del trabajador.

¿Quién tiene que pagar el MEI?

El MEI en la nómina este 2024 afecta a los trabajadores que estén registrados en la Seguridad Social, ya sean trabajadores por cuenta ajena o por cuenta propia. Es decir, entre todos los trabajadores incluímos a los siguientes:

  • Empleados del sector público y privado.

  • Empresas de todos los tamaños, desde PYMES hasta grandes corporaciones.

  • Trabajadores autónomos o freelancers.

Además, es importante añadir que en los casos que los autónomos tengan personal a su cargo, estos deberán asumir la parte correspondiente del impuesto por sus empleados.

Es importante destacar que, en el caso de los autónomos que tengan personal a su cargo, deben asumir la parte correspondiente del impuesto por sus empleados. Para los empleados asalariados, ya sea con contratos indefinidos o temporales, este impuesto también es aplicable.

No obstante, existen ciertas excepciones. Las personas que están registradas en la Seguridad Social pero que no tienen la obligación de cotizar para la pensión de jubilación están exentas de este impuesto. Según informaciones de la Tesorería General de la Seguridad Social, quedan excluidos del MEI:

- Los trabajadores que únicamente cotizan por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes o profesionales, y cotización por solidaridad.

- Trabajadores que solo cotizan por contingencias profesionales.

- Trabajadores involucrados en programas de formación.

- Trabajadores que realizan prácticas académicas.

Esta estructura asegura que todos los trabajadores y empresas contribuyan de manera equitativa al sistema de pensiones, aunque con consideraciones específicas para ciertos grupos que están exentos.

¿Cuál es la vigencia del MEI?

Tal y como hemos observado anteriormente, el MEI como impuesto tendrá una vigencia de 27 años. Es decir, estará activo desde 2023 hasta 2050. En ese sentido, se aplicarán aumentos en las contribuciones hasta 2029 y a partir de 2030, las cuotas se mantendrán fijos hasta el final del período. 

¿Y en 2025, habrá algún nuevo impuesto?

La respuesta es sí. El Gobierno, a través de un Real Decreto-Ley, ha instaurado una nueva contribución social destinada a los salarios más elevados. Este impuesto llamado “cuota de solidaridad” está diseñado para generar ingresos adicionales de aquellos trabajadores cuyos sueldos excedan la base máxima establecida que a partir de 2025 será de 56.600 euros anuales

Durante el mandato del exministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, implementó el que por entonces era el nuevo impuesto en la nómina; el famoso “Mecanismo de Equidad Intergeneracional”. Este consiste en un recargo aplicado a todas las nóminas con el objetivo de incrementar los ingresos destinados al Fondo de Reserva, conocido como la "hucha de las pensiones".

En ese sentido, la cuota de solidaridad es una cotización adicional que tiene un propósito "redistributivo" más que contributivo. Pero… ¿Qué implica esto? Es decir, es similar al MEI. Sin embargo, esta cuota busca aumentar los ingresos destinados al pago de pensiones, aunque no influye en la mejora de la base reguladora que determina la futura pensión del contribuyente, lo que podría considerarse casi como un impuesto. En resumen, esta cuota ayudará a mitigar el impacto financiero del retiro masivo de la generación del 'baby boom', pero no afectará directamente a las pensiones.

¿Qué impacto tendrá este impuesto nuevo en la nómina?

El nuevo impuesto, implementado como una cuota de solidaridad, tendrá un impacto directo en las nóminas de aquellos trabajadores con salarios que superen la base máxima de cotización establecida. 

Este incremento en la cotización no solo afectará el líquido a percibir, reduciendo el salario neto que reciben los empleados mensualmente, sino que también implicará un aumento en la carga financiera tanto para los empleadores como para los trabajadores. En ese mismo sentido, es importante mencionar que la base de cotización máxima establecida en 4.720,50 euros incluye varios porcentajes de retención que se aplican para cubrir contingencias por desempleo, por contingencias comunes, por contingencias profesionales entre otros. Estos porcentajes son fundamentales, ya que determinan la cantidad que tanto el empleador como el trabajador deben aportar mensualmente al sistema de Seguridad Social.

En conclusión, la introducción del nuevo impuesto en forma del MEI en 2024 o mediante la cuota de solidaridad sobre las nóminas de los trabajadores con salarios más altos en 2025 representa un paso significativo hacia la redistribución de la carga fiscal y el fortalecimiento del sistema de pensiones. Aunque esta medida puede disminuir el ingreso neto de los trabajadores afectados y aumentar la carga financiera para los empleadores, es crucial para asegurar la viabilidad a largo plazo del sistema de seguridad social. Es importante que tanto empresas como trabajadores se mantengan informados y se preparen adecuadamente para estos cambios, ajustando sus presupuestos y planificación financiera para afrontar estos nuevos desafíos fiscales con éxito.

💻 ¿Quieres saber más sobre las funcionalidades de PayFit? Solicita una demostración gratuita con uno de nuestros expertos laborales y…¡Descubre porqué más de 16.000 empresas forman parte de PayFit!

Automatizamos la creación y gestión de las nóminas de tus empleados
Otros artículos según tus gustos

Comité de empresa: funciones y obligaciones

Leer el artículo

El Comité de empresa en 2024

Leer el artículo

El despido colectivo: causas, umbrales e indemnización.

Leer el artículo

El despido colectivo y su indemnización: todas las claves

Leer el artículo

El trato discriminatorio en el trabajo

Leer el artículo

La jornada de 37.5 horas, la nueva realidad

Leer el artículo