¿Qué es la flexibilidad laboral ?

Maria Vaqueriza
Actualizado el 18 de abril de 2023

Según la RAE, la flexibilidad se define como “susceptible de cambios o variaciones según las circunstancias o necesidades”, entendiendo esto podemos hacernos una idea de lo que supone la flexibilidad laboral.

Estos cambios y variaciones en el ámbito laboral se pueden interpretar como aquellos ajustes que permiten adaptar la jornada laboral a las circunstancias personales del empleado, pudiendo así compaginar la vida laboral y personal.

Como empresarios o gestores de RRHH podríamos preguntarnos cuáles son los beneficios a nivel organizativo que pueden darse ante un tipo de jornada laboral más adaptativa y donde el propio trabajador tenga mayor margen de maniobra y flexibilidad horaria.

En el siguiente artículo, os desvelamos todas las claves sobre la flexibilidad laboral, podréis profundizar en cuáles son las ventajas de la flexibilidad laboral, así como sus desventajas.

La flexibilidad laboral y sus significados en la era post-pandémica

Cuando estamos hablando sobre flexibilidad laboral, es importante que tengamos en cuenta como la situación pandémica que hemos vivido ha afectado directamente al concepto de lo que supone la flexibilidad laboral.

La creciente digitalización y el auge del teletrabajo, han sido dos factores considerables en la evolución de las estructuras laborales. Estamos en tiempos en los que el trabajo se ha convertido en un modelo que ya no necesita de la presencialidad. Ahora nos reunimos mediante plataformas digitales para comunicarnos, hay un crecimiento exponencial de aplicaciones que nos facilitan la organización y nos automatizan las tareas.

De esta forma, es bien sabido que el Covid-19 ha sido un precursor del aceleramiento de la flexibilidad laboral. Entendemos esta flexibilidad como la capacidad del empleado de poder optar por diferentes opciones como, decidir sobre su horario laboral, trabajar en remoto o presencialmente en la oficina.

Por lo tanto, el significado de la flexibilidad laboral, el poder trabajar desde donde queramos se está convirtiendo en una necesidad para muchas personas, por lo tanto las empresas que no tienen las estructuras para adaptarse a estas demanda se están viendo como obsoletas y esto dificulta la retención del talento.

¿Qué ejemplos podemos encontrar de flexibilidad laboral?

Existen diferentes tipos de flexibilidad laboral; como la flexibilidad en el horario laboral o el lugar de trabajo, siempre y cuando generen un impacto positivo en los empleados y en la empresa. 

Aquí os mostramos un listado con algunos ejemplos de flexibilidad en el trabajo:

  • Horarios flexibles: Que el empleado no tenga un horario de entrada y salida determinado, es decir, que se pueda optar por diferentes franjas horarias según la situación del momento.

  • Trabajar en remoto: La posibilidad de teletrabajar, siempre y cuando se respeten los horarios y se establezcan las condiciones por parte de la empresa para que se pueda trabajar de forma efectiva.

  • Trabajar de forma híbrida: Se trata de uno de los modelos más comunes, debido a que ofrece la alternativa de poder asistir presencialmente a la oficina que a veces resulta necesario, debido a que la socialización de los empleados resulta muy positiva o trabajar de forma remota cuando el empleado lo solicite.

  • Jornada laboral reducida: Posibilidad de realizar un número de horas mensuales inferior a la jornada laboral a tiempo completo. No se trata de una reducción de jornada, sino de la distribución de la jornada de trabajo de forma distinta para trabajar las mismas horas, menos días. Un ejemplo de ello sería la jornada laboral de cuatro días. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la flexibilidad laboral?

Nos podríamos preguntar a ¿a quién beneficia la flexibilidad laboral? 

En primer lugar, debería de ser siempre beneficioso para ambas partes, tanto el trabajador como la empresa. Encontrar el equilibrio es una tarea primordial si queremos implementar este tipo de sistema laboral.

Una de sus mayores ventajas de la flexibilidad laboral podría resumirse en la satisfacción de los trabajadores, debido a que se facilita la conciliación entre la vida laboral y la vida personal, al mismo tiempo a la empresa le aporta el beneficio de poder adaptarse más rápidamente a las demandas del mercado, esta flexibilidad permite la creación de estrategias de eficiencia.

Por otro lado, no podemos olvidarnos que una de las mayores desventajas de la flexibilidad laboral puede resultar en una dificultad por parte de las empresas para adaptarse a la digitalización necesaria para poder implementar opciones de teletrabajo, debido a la falta de equipos o que la propia operativa necesite de la presencialidad. 

Al fin y al cabo, la interacción directa entre individuos resulta muy beneficiosa no únicamente para poder trabajar en equipo si no para la salud mental. El socializar, trabajar cara a cara son fórmulas difíciles de sustituir.

¡No dudes en descargarte nuestra guía de digitalización de los RRHH! Aquí podrás ampliar tu conocimiento y así, mejorar la experiencia de tus empleados.

La gestión laboral de tu empresa sencilla, segura y digital
Otros artículos según tus gustos

Liderazgo inclusivo, todo lo que debes saber

Leer el artículo

El delegado de personal y sus funciones

Leer el artículo

Emprender en tiempos de crisis, consejos prácticos

Leer el artículo

La Seguridad Social en la empresa, todo lo que necesitas saber

Leer el artículo

La inscripción de la empresa en la Seguridad Social

Leer el artículo

Diferencias entre TGSS y INSS

Leer el artículo