¿El síndrome del impostor, en qué consiste?

Kimberlein Ríos
Actualizado el 20 de mayo de 2024

A pesar de que cada vez más se escucha sobre el síndrome del impostor o síndrome de la impostora, aún hay algunas personas que siguen sin entender en qué consiste y cómo influye en el día a día del empleado. Dicho término fue acuñado en la década de los setenta y en términos generales, se trata de una condición psicológica en la cual un individuo no cree tener las habilidades, talentos o logros necesarios para cumplir con su rol; es decir, son empleados que no se consideran suficientemente buenos. 

¿Existe el síndrome del impostor en el trabajo? Estos sentimientos de insuficiencia se acompañan de un miedo persistente e internalizado a ser descubierto como un fraude. Desde el punto de vista de Recursos Humanos, es crucial identificar y abordar este síndrome porque puede llevar a una disminución en la autoestima del empleado, afectando su rendimiento y desarrollo profesional. 

¿Qué es el síndrome del impostor?

Como hemos dicho antes, el síndrome del impostor es un fenómeno psicológico en el que las personas dudan de sus logros y tienen un miedo persistente e irracional de ser descubiertas como un "fraude".

A pesar de evidencias externas de su competencia, aquellos que experimentan este síndrome siguen convencidos de que no merecen el éxito que han alcanzado. Suelen atribuir su éxito a la suerte o a haber engañado a otros para que piensen que son más inteligentes y competentes de lo que realmente son. Este síndrome puede afectar a cualquier persona, independientemente de su trabajo, logros o nivel de éxito, y puede llevar a un estrés significativo y a problemas de autoestima.

Entonces…¿Cómo se ve el síndrome del impostor mediante ejemplos? Pues bien, entre los ejemplos más comunes, encontramos los siguientes: 

1️⃣ En tu puesto de trabajo: Mario lleva un par de meses en un puesto de trabajo pero cree que no merece dicho título. 

2️⃣ A la hora de emprender un negocio: Lucas ha decidido emprender el negocio de velas pero como tiene poca experiencia en dicho campo, cree no tener el mismo nivel de experiencia que otros que llevan más años. 

Estos ejemplos reflejan cómo el síndrome del impostor puede afectar diversas áreas de la vida profesional, limitando el reconocimiento de los propios logros y habilidades.

¿Qué tipos de síndrome del impostor existen?

De acuerdo con la investigadora Dr. Valerie Young, experta en el síndrome del impostor, existen cinco tipos de síndrome del impostor, cada uno con sus características distintivas:

  1. El Perfeccionista: Este tipo de síndrome del impostor implica creer que, a menos que seas absolutamente perfecto, podrías haberlo hecho mejor. Este se siente como un impostor porque los rasgos perfeccionistas te hacen creer que no eres tan bueno como otros podrían pensar que eres.

  2. El Experto: El experto se siente como un impostor porque no sabe todo lo que hay que saber sobre un tema en particular, o no ha dominado cada paso en un proceso. Como hay más para ellos que aprender, no sienten que hayan alcanzado el rango de "experto".

  3. El Genio Natural: En este tipo de síndrome del impostor, puedes sentirte un fraude simplemente porque no crees que seas naturalmente inteligente o competente. Si no aciertas algo a la primera o te lleva más tiempo dominar una habilidad, te sientes como un impostor.

  4. El Solista: También es posible sentirse como un impostor si tuviste que pedir ayuda para alcanzar un cierto nivel o estatus. Dado que no pudiste llegar allí por tu cuenta, cuestionas tu competencia o habilidades.

  5. El Superhombre o Supermujer: Este tipo de síndrome del impostor implica creer que debes ser el trabajador más duro o alcanzar los niveles más altos de logro posible y, si no lo haces, eres un fraude.

Cada uno de estos tipos muestra cómo el síndrome del impostor puede manifestarse en diferentes formas, afectando a personas en diversos ámbitos y con diversas expectativas sobre sí mismas y su desempeño.

💡¿Sabías qué? 

Las empresas con mayor igualdad de género no solo reportan un mejor ambiente laboral, sino que también muestran mejor desempeño financiero. Estudios han demostrado que las organizaciones que priorizan la diversidad de género en sus equipos de liderazgo experimentan hasta un 21% más de rentabilidad en comparación con empresas con más desigualdad de género en el trabajo

¿El síndrome del impostor, qué causas tiene?

El síndrome del impostor puede ser causado por una variedad de factores, muchos de los cuales están relacionados con experiencias personales y expectativas sociales. Aquí se destacan algunas de las causas más comunes:

  • Expectativas familiares altas: A menudo, las personas que crecieron en entornos donde se esperaba la excelencia pueden desarrollar temores de no estar a la altura de esas expectativas, lo que contribuye a sentimientos de ser un "impostor".

  • Perfeccionismo: El perfeccionismo es un rasgo común en aquellos que sufren de síndrome del impostor. La necesidad de hacer todo perfectamente puede llevar a la persona a desvalorizar su propio trabajo, sintiendo que nunca es suficiente.

  • Entornos académicos o profesionales competitivos: Estar en entornos donde la competencia es feroz puede hacer que incluso logros significativos parezcan insuficientes, especialmente si otros alrededor parecen estar logrando más.

  • Primera generación en roles académicos o profesionales: Las personas que son las primeras en su familia en asistir a la universidad o entrar en un campo profesional específico pueden sentirse como si no pertenecieran, lo cual alimenta la idea de ser un impostor.

  • Discriminación laboral o minorización: A menudo, las personas que pertenecen a grupos minoritarios o que enfrentan discriminación pueden desarrollar este síndrome como una respuesta interna a los estereotipos negativos o la falta de representación en sus campos.

  • Estereotipos de género: Las expectativas y estereotipos de género también pueden jugar un papel, donde, por ejemplo, las mujeres en campos dominados por hombres pueden sentirse más presionadas a probar su valía.

  • Historial de éxito: Paradójicamente, las personas que han tenido mucho éxito en la vida pueden desarrollar síndrome del impostor porque temen no poder repetir sus logros anteriores o mantener el mismo nivel de rendimiento.

Estos factores, solos o combinados, pueden contribuir al desarrollo del síndrome del impostor, afectando la autoestima y la percepción de competencia de una persona en su campo o en la vida diaria. 

¿Cómo afecta el síndrome del impostor en las mujeres? 

A pesar de como hemos mencionado con anterioridad es un síndrome que se puede dar tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo y según un estudio de KPMG, las mujeres son las que sufren este síndrome con diferencia. 

Por ello, el síndrome del impostor en mujeres puede manifestarse en formas que limitan significativamente su progreso profesional y bienestar personal tales como:

  • Dudas sobre capacidades

  • Sobrecarga de trabajo

  • Impacto en la autoestima

  • Evitar de riesgos

  • Mayor susceptibilidad a la crítica

  • Impacto en la remuneración

Por ende, fomentar un entorno inclusivo y ofrecer programas de desarrollo profesional son pasos clave para ayudar a las mujeres a superar el síndrome del impostor y alcanzar su pleno potencial. Por está sencilla razón, impulsar la igualdad de género en la empresa es importante. Es decir, crear un entorno laboral que promueva la igualdad no solo es una cuestión de justicia y ética, sino que también conduce a una mayor diversidad de ideas, mejora el ambiente de trabajo y potencia la innovación. 

¿Cómo pueden ayudar los RRHH ante el síndrome del impostor de sus empleados?

Los departamentos de Recursos Humanos juegan un papel crucial en la identificación y el manejo del síndrome del impostor entre los empleados, lo cual puede tener un impacto significativo en la productividad y el bienestar general en el lugar de trabajo. Aquí algunas estrategias efectivas que los RRHH pueden implementar:

1. Fomentar un ambiente de trabajo inclusivo y de apoyo: Crear un entorno donde los empleados se sientan seguros y valorados puede ayudar a mitigar los sentimientos de ser un impostor. Esto incluye reconocer y celebrar los logros de cada empleado de manera justa y transparente.

2. Proporcionar acceso a formación y desarrollo profesional: Ofrecer oportunidades de aprendizaje y desarrollo puede ayudar a los empleados a sentirse más competentes y seguros en sus roles, lo cual puede disminuir los sentimientos de insuficiencia.

3. Implementar mentorías y programas de coaching: Establecer programas de mentoría donde los empleados puedan recibir consejos y orientación de colegas más experimentados puede ser extremadamente valioso para aquellos que sufren del síndrome del impostor.

4. Promover la comunicación abierta: Animar a los empleados a hablar sobre sus experiencias y sentimientos puede ayudar a normalizar las discusiones sobre el síndrome del impostor y reducir el estigma asociado con expresar vulnerabilidades.

5. Utilizar herramientas de recursos humanos para la igualdad y la justicia: Implementar un canal de denuncias donde los empleados puedan expresar sus preocupaciones de manera confidencial y un plan de igualdad para asegurar que todos los empleados sean tratados equitativamente son pasos fundamentales.

En conclusión, el síndrome del impostor es un fenómeno psicológico complejo que afecta a muchos individuos, haciéndoles creer que no son merecedores de sus logros y temer ser descubiertos como fraudes. Este síndrome puede tener un impacto significativo en la autoestima y el desempeño profesional, limitando el crecimiento personal y la capacidad para asumir nuevos retos. 

PayFit puede desempeñar un papel crucial en ayudar a las empresas a combatir el síndrome del impostor entre sus empleados a través de varias herramientas y servicios integrados en la plataforma de gestión de recursos humanos. Empieza a centrarte en tu equipo y en su bienestar con PayFit; al hacerlo, no solo mejorarás el clima laboral, sino que también impulsarás la productividad y el compromiso de tus empleados.

💻 Solicita una demostración gratuita con uno de nuestros expertos laborales y… ¡Únete a la transformación digital a la que las más de 10.000 empresas ya forman parte de PayFit!

Automatiza la gestión de los recursos humanos de tu empresa.
Otros artículos según tus gustos

¿Qué es un becario?, todo lo que necesitas saber

Leer el artículo

Reclutamiento interno: el futuro para la captación del talento

Leer el artículo

El Comité de empresa en 2024

Leer el artículo

¿Finiquito en la baja voluntaria?

Leer el artículo

Registro retributivo: qué es y preguntas frecuentes

Leer el artículo

Contrato de formación en alternancia, últimas novedades

Leer el artículo