Todo lo que debes saber sobre el contrato en prácticas 2021

hero image

Sara Furiati

Marketing Associate @Payfit

Actualizado el 6.07.2021

Una de las figuras que más vemos en las empresas hoy en día son los becarios. Jóvenes que están en proceso de terminar sus estudios, buscan explorar el mundo laboral y adquirir experiencia sin que esta exija la firma de un contrato de trabajo.

En la contratación de los becarios hay que tener en cuenta que las universidades o centros educativos juegan un papel esencial. Pero antes, el estudiante deberá tener claro si a lo que opta se trata de prácticas curriculares o de prácticas extracurriculares. 

Entonces, ¿qué son las prácticas curriculares? ¿Cuál es la diferencia entre prácticas curriculares y extracurriculares? ¿Cuáles son las características principales de las prácticas curriculares? En PayFit, te lo explicamos.

Resumen

¿Qué son las prácticas curriculares? 

La característica principal de las prácticas curriculares es que forman parte del Plan de Estudios del alumno que las cursa. 

Entonces, ¿qué son las prácticas curriculares? Digamos que son una “asignatura” más para el becario, ya que sean obligatorias o voluntarias, tienen un número de créditos asignados que el alumno debe completar para finalizar sus estudios.

Por lo tanto para poder realizar un convenio de prácticas, es necesario que el futuro becario esté cursando unos estudios que le permitan convalidar sus créditos por unas prácticas en la empresa.

En general, cuando las universidades o centros educativos ofrecen a sus alumnos la posibilidad de realizar prácticas curriculares externas, también les facilita una oferta de empresas con vacantes más o menos estables para becarios.

Normalmente, y como se trata de unos créditos y de una parte esencial de los estudios, el becario deberá entregar a un universidad una memoria de prácticas curriculares donde detalle las funciones que ha llevado a cabo. Para complementar aún más la formación, es popular la realización de prácticas curriculares en inglés o en puestos de trabajo que requieran un alto nivel de una lengua extranjera.

Los becarios no son trabajadores, puesto que no tienen un contrato de trabajo, ni un mínimo de horas durante su jornada, ni un salario estipulado.

Si como empresa o responsable de recursos humanos estás interesado en incorporar a estudiantes en prácticas a tu plantilla, te recomendamos que te pongas en contacto con las universidades que forman los perfiles que te interesan.

¿Cuál es la diferencia entre prácticas curriculares y extracurriculares? 

Antes de entrar en detalle acerca de los aspectos característicos de las prácticas curriculares como por ejemplo la remuneración o la duración, es importante saber las diferencias entre prácticas curriculares y extracurriculares

La diferencia de las prácticas curriculares y extracurriculares es muy sencilla: las prácticas extracurriculares son aquellas que no forman parte del Plan de Estudios del alumno y se realizan de manera voluntaria con el objetivo de adquirir más experiencia laboral.

En cambio, las prácticas curriculares forman parte del Plan de Estudios del alumno que las cursa. 

No obstante, ya hablemos de prácticas curriculares o extracurriculares, siempre tendrá que haber una institución educativa dispuesta a firmar el convenio de prácticas. 

El contrato en prácticas

Entonces, si una persona quiere realizar prácticas pero ya ha finalizado sus estudios, ¿qué opción existe?

Actualmente es muy difícil que tras haber cursado unas prácticas en una empresa se haya adquirido la suficiente experiencia para optar a un contrato de trabajo indefinido, por lo que los graduados optan a la realización de varios periodos de prácticas. 

Aunque hay algunas universidades o centros educativos que permiten a sus alumnos realizar prácticas extracurriculares hasta un año después de haber finalizado los estudios, muchas personas pueden encontrarse en la situación en la que no. 

Una buena alternativa es el contrato en prácticas, este ya es un contrato laboral regular y se dirige a las personas con un título universitario o de formación profesional de grado medio o superior que se hayan graduado máximo hace cinco años. 

Este es uno de los tipos de contrato de trabajo en prácticas que tiene sí se tiene un salario base y otras consideraciones propias de cualquier contrato laboral como por ejemplo el periodo de prueba o la indemnización por despido.

¿Cuáles son las características principales de las prácticas curriculares?

Cómo hemos comentado anteriormente, los becarios con un convenio de prácticas curriculares no son trabajadores, puesto que no tienen un contrato de trabajo, ni un mínimo de horas durante su jornada, ni un salario estipulado. 

No obstante, existen varias consideraciones a tener en cuenta para su contratación: 

El convenio de prácticas

Este documento sería el equivalente al contrato de trabajo para un becario. El convenio está formado por 3 partes vinculantes en las que se ven representados:

  • Universidad

  • Empresa 

  • Becario

En el convenio o contrato de prácticas curriculares se deben regular todos los puntos que definirán la relación del becario con la empresa, como por ejemplo:

  • Horario

  • Ayuda de Estudios o remuneración (si la hay)

  • Tareas a desempeñar por el becario

  • Tutor

  • Duración máxima 

  • Entrega del certificado de aprovechamiento a su finalización

💡 A tener en cuenta

En el momento de desempeñar las tareas, éstas tienen que ir dirigidas a la propia formación del becario y no al interés de las necesidades del empresario, pues en caso contrario se podría entender como una relación laboral encubierta y por lo tanto, fraude de ley.

Cotización en prácticas

En cuanto a retenciones, a los becarios se les retiene un mínimo de un 2% y cotizan una cuota mensual a la Seguridad Social.

Los becarios sólo cotizan por contingencias comunes en la Seguridad Social, pero no por desempleo y, por lo tanto, no tienen derecho a prestación por desempleo. Así como tampoco lo hacen por el Fondo de Garantía Salarial y formación profesional.

En el caso de las prácticas curriculares, la empresa puede obtener bonificaciones. En este caso se aplica una bonificación del 100% en Seguridad Social, teniendo un coste para la empresa de 0€ en cotización. 

Los becarios están incluidos en el Código Cuenta de Cotización (CCC) general de la empresa junto con el resto de trabajadores, con las exclusiones de cotización específicas a su condición de becarios.

Como se aprecia, la contratación de estudiantes en prácticas curriculares y extracurriculares puede y debe ser beneficioso para ambas partes, la empresa reduce costes, puede formar a un estudiante desde 0 y traer talento fresco y al día de las tendencias, y el estudiante adquiere experiencia laboral. 

Como empresa es necesario que  ayudes a los jóvenes a incorporarse al mundo laboral. Se trata de talentos muy preparados con un enorme conocimiento digital. Y la digitalización, ha demostrado ser una asignatura obligatoria para todas las empresas.

¿Quieres saber más sobre la digitalización de los recursos humanos? 

La gestión laboral de tu empresa sencilla, segura y digital

Otros artículos según tus gustos

Despido disciplinario: causas e indemnización.

Hoja de vacaciones para empleados: qué es y qué tiene que incluir.

Preaviso de la extinción de la relación laboral. ¿Cuándo y cómo?

Indemnización por despido tras la finalización del contrato de trabajo.

Causas de extinción del contrato de trabajo

Extinción del contrato de trabajo: causas, procedimiento y efectos.