El modelo de nómina de un becario

Descárgate nuestro modelo de nómina para un becario, podrás ver los conceptos de nómina esenciales y personalizarla con los datos de tu empresa. ¡Es gratis!

Rellena este formulario para recibir nuestra guía:

Modelo de nómina de becario

¿Qué es un contrato de becario?

Un contrato de becario o de prácticas es un acuerdo no laboral entre 3 partes: la empresa, el alumno y un centro de estudios reglado. Hoy en día se conoce como becario a todas aquellas personas que tienen un contrato de prácticas.

Cabe remarcar que un becario no es un trabajador regular, es decir no tiene ninguna relación laboral con la empresa en la que está realizando prácticas ya que esta figura no tiene un contrato de trabajo, ni realiza un mínimo de horas durante su jornada ni cuenta con un salario estipulado.

¿Qué tipos de contratos de becario existen?

El contrato de becario es uno de los muchos contratos que existen en el mundo laboral. La clasificación más común de los becarios es según el tipo de prácticas que estén realizando. Las más comunes son las prácticas curriculares o bien las extracurriculares. Sin embargo también encontramos otro tipo de prácticas menos conocidas que tienen el nombre de prácticas no laborales. Todos los tipos de contratos de becario tienen bonificaciones a la hora de contratarlos. Te explicamos los tipos de contratos de becario a continuación.

Prácticas curriculares

Las prácticas curriculares son aquellas que realiza un alumno como parte de los créditos que tenga que cursar. Ya sea estudiando un grado superior o bien una carrera universitaria. Es decir, este tipo de prácticas forman parte del Plan de Estudios que está cursando el alumno y se tratan como una asignatura más.

Si el alumno está realizando prácticas en nuestra empresa siempre deberá tener asignado un tutor, el cual evaluará su trabajo y aprendizaje. Pueden ser o bien remuneradas o sin remunerar. Dependerá de la empresa.

Prácticas extracurriculares

Las prácticas curriculares son aquellas que realiza un alumno por voluntad propia y con el objetivo de aumentar sus conocimientos en la materia que esté estudiando. Es decir, no forman parte del plan de estudios.

Por lo general, los estudiantes que realicen prácticas extracurriculares deben tener superado el cincuenta por ciento del plan de estudios para poder firmar un convenio con alguna empresa o institución, aunque esto no es siempre necesario. 

Prácticas no laborales

Las prácticas no laborales tienen la finalidad de formar al becario. Sin embargo, este tipo de prácticas están gestionadas por el SEPE. Una de las características principales de este contrato es que, al estar gestionado por el SEPE, no requiere de la firma de ningún contrato ni convenio.

Son remuneradas, por lo que deberás crear una nómina, y tienen una duración de 3 a 9 meses.

¿Te surgen dudas? Puedes consultar nuestro artículo de preguntas frecuentes sobre retribución flexible, donde nuestro experto laboral Alejandro Garcia Gutierrez responde a las dudas habituales acerca de esta técnica.