Características y funciones de la gestión de personas y equipos

hero image

Sara Furiati

Marketing Associate @Payfit

Actualizado el 22.06.2022

¿Sabrías definir la gestión de personas y equipos? Este es un concepto muy amplio que engloba una gran cantidad de operaciones, trámites y circunstancias. Sin embargo, el capital humano es el más importante de un negocio. En este artículo plantearemos diversas estrategias para lograrlo.

¿Qué es la gestión de personas y equipos?

Básicamente, la gestión de personas y equipos es todo lo que implica la relación de los trabajadores con la empresa. Significa administrar los salarios, los métodos y las condiciones de trabajo, así como las vinculaciones con la Seguridad Social o la Agencia Tributaria. Todo ello se enmarca en el Estatuto de los Trabajadores y, de forma específica, en el convenio colectivo de cada negocio.

Esta es la definición genérica y la más «técnica», por decirlo de algún modo. No obstante, nosotros vamos a otro punto e identificamos un problema. ¿Hay comunicación en tu negocio? Si la respuesta es negativa, tienes bastante trabajo por delante.

La gestión de personas y equipos va mucho más allá de lo que hemos visto. Obliga a conocer las necesidades de los empleados y, en la medida de lo posible, plantear soluciones. Lo mismo sucede con sus ambiciones y objetivos, que deben estar alineados con los de la empresa. Dicho de otro modo: que todos remen en la misma dirección y con la misma fuerza.

¿Cómo gestionar el personal de una empresa?

Si has comprendido lo anterior, habrás visto que es una cuestión muy ambiciosa. Lo que nosotros proponemos es ir un paso por delante de lo que habitualmente se hace. Consiste en ver a la persona detrás del trabajador y aprovechar esa visión en favor de la rentabilidad y, obviamente, de su bienestar. Veamos cómo gestionar el personal de una empresa.

1. Dejar a un lado a la plantilla

Probablemente, tras leer este primer consejo, habrás pensado que es completamente opuesto a lo que tratamos. ¿Cómo vamos a dejar a la plantilla a un lado? ¿No hablábamos de gestión de personas y equipos? Lo que queremos decir es dejar de concebir a los trabajadores como un conjunto homogéneo y entender que tenemos personas, no una plantilla.

2. Conocer sus necesidades y ambiciones

Piensa en un trabajador concreto de tu empresa. ¿Por qué está ahí? La primera respuesta, obviamente, es para obtener ingresos. Sin embargo, es muy posible que tenga una ambición oculta, como un ascenso, una mejora en sus habilidades o una mejor formación.

3. Repartir tareas y responsabilidades

Como también estamos hablando de gestión de personas y equipos, es imprescindible que exista coordinación. De este modo, se pueden generar grupos de alto rendimiento que vayan en la misma dirección.

Funciones de la gestión de personal

Si pasamos a la práctica, también es conveniente hacer referencia a la otra dimensión de esta tarea. Hablamos de la primera que explicábamos, la más técnica. En este sentido, hay una serie de funciones de gestión de recursos humanos con software que la tecnología puede agilizar:

  • Organizar el horario laboral y las tareas. Hay que coordinar los turnos de cada empleado y asignar unas labores que agilicen la consecución de objetivos en el negocio.

  • Administrar procesos concretos. La gestión de personas y equipos está expuesta a circunstancias que pueden darse mensualmente. Entre estas, los trámites para la baja laboral, el alta y los despidos.

  • Relaciones institucionales. La compañía es responsable de asumir los procedimientos pertinentes ante la Seguridad Social y ante el comité de empresa.

La gestión de personas y el talento

Queremos que te plantees una nueva visión con base en lo que te explicaremos ahora. Cada empleado es un diamante en bruto que está sin pulir, precisamente, por una ineficaz concienciación sobre la gestión de personas y el talento. El reto que tienes por delante es ayudarle a demostrar todo su potencial y, después, traducirlo en rentabilidad. Para ello, estos cuatro aspectos te resultarán muy útiles:

  • Es esencial producir cultura corporativa. La gestión de personas y equipos debe tener ese cariz humano del que hablábamos antes. Hay que poner al empleado (no plantilla) en el centro del negocio y generar valores que le guíen.

  • Búsqueda del talento. Hay que saber identificar el potencial de cada candidato y crear puestos a medida. Las aplicaciones informáticas de gestión del personal pueden ayudar con el reclutamiento.

  • Creación de microliderazgos. Cada trabajador puede ser un microlíder, tanto en su grupo como en su propia labor. Por lo tanto, necesitarás desarrollar aptitudes de autonomía y seguridad para una gestión de personas y equipos de alto rendimiento.

  • Desarrollo de aptitudes. El upskilling (mostrar nuevas habilidades) y el reskilling (optimización de las existentes) deben ser dos pilares estratégicos. Ambos están vinculados mediante el trabajo con un coach.

En definitiva, la gestión de personas y equipos debe ser el eje central de toda estrategia de negocio. La concienciación sobre la salud mental o la necesidad de conciliar son síntomas de que algo está cambiando. Con PayFit administrarás al personal mediante estrategias contemporáneas y programas especializados. Si quieres conocer su funcionamiento, te invitamos a conocer una demostración gratuita. ¡Solicítala ya!

La gestión laboral de tu empresa sencilla, segura y digital

Otros artículos según tus gustos

Hoja de vacaciones para empleados: qué es y qué tiene que incluir.

Preaviso de la extinción de la relación laboral. ¿Cuándo y cómo?

Indemnización por despido tras la finalización del contrato de trabajo.

Causas de extinción del contrato de trabajo

Extinción del contrato de trabajo: causas, procedimiento y efectos.

Los papeles de fin del contrato y extinción de la relación laboral.