Salario emocional: todo lo que debes conocer sobre esta retribución

hero image

Irene Otero

Marketing Trainee

Actualizado el 21.03.2022

El salario emocional cada día tiene más peso en el mercado laboral, pues es uno de los tipos de salario que ofrecen mayores beneficios. Bien implementado, puede marcar una gran diferencia entre empresas. ¿Cuáles son sus principales características?

¿Qué es el salario emocional?

El concepto de salario emocional hace referencia a una alternativa a los complementos salariales. Incluye cuestiones de carácter no económico con el objetivo de mejorar el bienestar del empleado. En este sentido, se orienta a las necesidades personales, familiares o profesionales de cada uno de ellos. Así, con el salario emocional es posible aumentar la calidad de vida y fomentar una correcta conciliación laboral.

Los beneficios que se consiguen a través del salario emocional son tangibles e intangibles. Esto hace que no lleguen a reflejarse en las nóminas, pero sí en el ánimo del trabajador. Por ejemplo, si disfruta de flexibilidad horaria, podrá conciliar mejor su vida laboral. También se potencia la satisfacción en el ámbito del trabajo, lo que contribuye a que el clima de la empresa sea favorable y productivo.

El salario emocional puede utilizarse como herramienta para mejorar la empresa. Recuerda que un buen sueldo no tiene por qué equivaler a bienestar o satisfacción profesional. De hecho, algunos empleados podrían marcharse a otra compañía si no se sienten motivados. Además, las nuevas generaciones no tienen tan en cuenta lo que ganan a fin de mes. Por lo tanto, es importante ofrecer algo más, incluso algo más que la retribución flexible.

Ahora que ya conoces el salario emocional y su definición, es momento de descubrir cómo aprovechar todas sus ventajas.

¿Cómo implementar el salario emocional?

Puede que pienses que la pregunta de cómo implementar el salario emocional tiene una respuesta compleja. Si bien no hay una receta estándar, sí que es posible sacarle un gran  partido. Para empezar, presta atención a las necesidades de tus trabajadores. Quizás deseen flexibilidad horaria o un plan de carrera sólido. Al escucharles, podrás orientar mejor las decisiones, pero sin olvidar las posibilidades de la empresa.

Diseña encuestas u otros sistemas similares para averiguar el interés que despierta el salario emocional. Con los datos que recabes, podrás crear varias opciones para que los empleados elijan las que les resulten más interesantes. Además, procura establecer un método de seguimiento. Así comprobarás el éxito de esta retribución y su impacto. ¡Es tiempo de salario emocional!

Los beneficios del salario emocional

Conocer los beneficios del salario emocional te permitirá comprenderlo mejor. Estos son los más destacables:

Implicación laboral. El salario emocional mejora la satisfacción. Esto hace que los trabajadores se sientan más comprometidos con la empresa y aumenten su rendimiento. Además, estarán dispuestos a encargarse de tareas que van más allá de su deber.

Mejor ambiente laboral. Con una plantilla satisfecha, los problemas se reducen, lo que facilita la cooperación. Al final, la empresa se beneficia de esta consecuencia del salario emocional con un aumento de productividad.

Incremento del bienestar. Este es uno de los principales objetivos que persigue el salario emocional. El empleado se siente a gusto en la empresa, lo que provoca que la tasa de absentismo baje. También mejora la imagen como marca contratante, disminuye la rotación del personal y favorece la atracción de talento.

¿Qué medidas puedes implementar como salario emocional?

Lo bueno de ofrecer este tipo de salario es que no existe una política única, por lo que puedes ofrecer una amplia variedad de productos o servicios que mejoren el estado de ánimo de la plantilla.

El salario emocional y sus ejemplos son muy variados. Para empezar, los reconocimientos son una gran opción, ya que permiten valorar el desempeño de un trabajador. Este se sentirá apreciado por la labor que hace.

Los programas de formación representan otra alternativa interesante. Con ellos puedes capacitar a buena parte de la plantilla, algo que mejorará su habilidad y empleabilidad. También es posible diseñar planes de carrera, toda una apuesta por el talento interno. Además, estos contribuyen a fomentar la permanencia.

Las iniciativas en salud laboral son otro modo de aplicar el salario emocional. Pueden tomar la forma de cursos de hábitos de alimentación o talleres para la gestión del estrés. Se enfocan en ayudar a que el estilo de vida del empleado sea lo más saludable posible.

Alinear los valores, misión y visión de la empresa con los de los empleados también funciona. Es un salario emocional muy apreciado. Muchos trabajadores se fijan en ellos a la hora de buscar trabajo, por lo que, si la filosofía de la compañía es atractiva, conseguirás perfiles de gran talento. La implementación requiere de buena planificación, pero es un tipo de salario emocional que cuenta con grandes ventajas.

En definitiva, ya sabes qué es el salario emocional. Su aplicación puede parecer contraintuitiva, pero merece la pena poner en marcha alguna de estas iniciativas. Y para gestionar la aplicación del salario emocional con eficiencia, ponemos a tu disposición un programa de nóminas. ¡Descúbrelas!

La gestión laboral de tu empresa sencilla, segura y digital

Otros artículos según tus gustos

Despido disciplinario: causas e indemnización.

Hoja de vacaciones para empleados: qué es y qué tiene que incluir.

Preaviso de la extinción de la relación laboral. ¿Cuándo y cómo?

Indemnización por despido tras la finalización del contrato de trabajo.

Causas de extinción del contrato de trabajo

Extinción del contrato de trabajo: causas, procedimiento y efectos.