¿Cuáles son los requisitos del contrato 230?

hero image

Júlia Larrosa

Marketing Associate @Payfit

Actualizado el 19.07.2022

Con la nueva reforma laboral, el contrato de trabajo por defecto es el contrato indefinido. En este sentido, hay distintas tipologías y modelos de contrato indefinido que permiten formalizarlo en una empresa. 

Una de ellas es el contrato 230, que es el contrato de trabajo indefinido para personas con discapacidad. 

Este contrato forma parte de las relaciones laborales especiales por concertarse con un colectivo específico que lo conforma, el de los trabajadores con discapacidad que presten sus servicios en los centros especiales de empleo.

Para que puedas conocerlo en profundidad, en este artículo te explicaremos en qué consiste y para qué sirve. Igualmente, te mostraremos cómo se formaliza y qué características tiene en comparación con otros de su misma tipología. Por último, haremos referencia a una cuestión primordial: ¿cuál es la bonificación que conlleva el contrato 230 para la empresa?

Resumen

¿Qué es el contrato 230?

El modelo de contrato 230 sirve para formalizar una relación laboral de carácter indefinido con una persona que presenta diversidad funcional. De este modo, la empresa recibe una bonificación (que veremos después en profundidad) proporcionada por el Estado para incentivar la inclusión de las personas con discapacidad.

Para ello, se exige que el grado de diversidad funcional reconocido sea del 33 % o superior. Obviamente, la compañía debe proporcionar un entorno accesible en el que el trabajador pueda prestar sus funciones en igualdad de condiciones de trabajo. Esto puede implicar la instalación de rampas de acceso o de ascensores, según el caso.

Si bien estamos haciendo referencia al contrato 230 (indefinido a jornada parcial), hay otras dos modalidades que están regidas por otros códigos:

Código 130: Indefinido a jornada completa.

Código 330: Fijo discontinuo.

Los dos anteriores también fomentan la contratación de personas pertenecientes a este colectivo, ya que estas bonificaciones empresariales en las cuotas a la Seguridad Social están igualmente a disposición de las empresas. 

¿Posee el contrato 230 bonificación para la empresa?

Como hemos avanzado, la compañía puede beneficiarse de una serie de bonificaciones en las cuotas empresariales de la Seguridad Social, tras la realización de los primeros pasos para contratar a un trabajador. Para ello, deben darse las siguientes condiciones respecto a la persona que pasa a formar parte de la plantilla:

  • No haber mantenido relación laboral con la misma empresa en los últimos dos años. Esa limitación no se aplica en personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual con grado igual o superior al 33%, ni para personas con discapacidad física o sensorial con un grado igual o superior al 65%.

  • Haber estado un mínimo de tres meses de alta en la Seguridad Social tras el último contrato.

Si se dan esas condiciones, es primordial evaluar la situación de la empresa. Su evolución reciente determinará si es apta o no para recibir las bonificaciones del contrato 230.

Como norma general, debe estar al corriente de las obligaciones con la Seguridad Social y Hacienda. No debe haber efectuado un despido colectivo o improcedente en el último año, y mantener la contratación de estos empleados al menos, 3 años.

Incentivos del contrato 230 para personas con discapacidad

Después de haber visto las condiciones, te mostramos ahora qué beneficios puede obtener tu negocio y a qué ayudas puede acceder. Estas se conceden desde la Seguridad Social.

Subvención única por cada contrato a tiempo completo

Se concederá una subvención única de 3907 € por cada trabajador contratado a tiempo completo. En el caso de que sea a tiempo parcial, se determinará la parte proporcional en función del número de horas trabajadas. Esta bonificación se otorga cada vez que se formalice un nuevo contrato 230 con otra persona.

Bonificación en cuotas a la Seguridad Social

En el caso de los trabajadores sin discapacidad severa, las bonificaciones quedan de este modo:

  • Hombres: 4500 € al año (menores de 45 años) y 5700 € al año (mayores de 45 años).

  • Mujeres: 5350 € al año (menores de 45 años) y 5700 € al año (mayores de 45 años).

Si poseen discapacidad severa, las cuantías del contrato 230 se ven reflejadas de la siguiente forma:

  • Hombres: 5100 € al año (menores de 45 años) y 6300 € al año (mayores de 45 años).

  • Mujeres: 5950 € al año (menores de 45 años) y 6300 € al año (mayores de 45 años).

Otras ayudas

También se concederá una subvención para la adaptación del puesto de trabajo, la eliminación de barreras y la evaluación de riesgos laborales de 901,52 euros.

Las deducciones en la cuota íntegra son el en Impuesto de Sociedades, donde podrán deducirse 9k por cada persona /año de incremento del promedio de plantilla con discapacitados con coeficiente entre 33% y 65% y de 12k con discapacitados en grado igual o superior al 65%

En resumen, el contrato 230 regula las relaciones profesionales hacia personas con discapacidad. Formalizarlo supone un beneficio para la empresa, que recibe un incentivo, y para la persona, que accede al mundo laboral. La gestión de las personas tiene que ser lo más importante para un departamento de RRHH por lo que hacerlo de la manera correcta ayudará en el ciclo de vida laboral de tus trabajadores.

Con PayFit puedes gestionar la actividad de tu negocio de manera rápida y automática. ¡Solicita nuestra demo gratuita!

Optimiza las relaciones laborales de tus empleados con el software de RRHH de PayFit

Otros artículos según tus gustos

Convenio colectivo sectorial: características y aspectos esenciales

Leer el artículo

La negociación del convenio colectivo y sus fases

Leer el artículo

La retroactividad del convenio colectivo

Leer el artículo

¿Qué es la ultraactividad de los convenios colectivos?

Leer el artículo

Salario mínimo interprofesional 2022: cuestiones básicas

Leer el artículo

¿Qué es la negociación colectiva? Análisis de sus aspectos clave.

Leer el artículo