¿Qué es una evaluación de riesgos laborales?

Kimberlein Ríos
Actualizado el 01 de abril de 2024

Hay trabajos más peligrosos que otros. Sin embargo, todos comportan algún riesgo en mayor o menor medida. Cuando pasamos al lado de una obra, una oficina, una tienda o una estación de tren, estamos en lugares donde se desarrollan actividades laborales que pueden comportar peligros para el trabajador. Ante esta realidad, surge una pregunta crucial: ¿Qué pueden hacer las empresas para asegurar la seguridad de sus empleados?

Para identificar los riesgos asociados a la actividad laboral o al sitio donde se desempeña, es esencial realizar una evaluación de prevención de riesgos laborales de un puesto de trabajo, tarea que debe ser encargada por la empresa. Al poner en marcha medidas preventivas adecuadas, no solo se salvaguarda el bienestar físico y psicológico del personal, sino que también se fomenta un ambiente de trabajo más seguro y productivo. 

¿Qué es exactamente una evaluación de riesgos laborales? ¿Quién es el encargado de realizar esta evaluación dentro de la empresa? ¿Cómo se lleva a cabo una evaluación de riesgos laborales de forma efectiva? A continuación, te explicamos los detalles clave para entender este proceso crítico en el mantenimiento de un ambiente de trabajo seguro y saludable.

¿Qué es la evaluación de riesgos laborales? 

El Ministerio de Trabajo define la evaluación de los riesgos laborales, o valoración de riesgos laborales, como un “proceso dirigido a estimar la magnitud de aquellos riesgos que no hayan podido evitarse, obteniendo la información necesaria para que el empresario esté en condiciones de tomar una decisión apropiada sobre la necesidad de adoptar medidas preventivas y, en tal caso, sobre el tipo de medidas que deben adoptarse.” 

En otras palabras, una evaluación de riesgos laborales sirve para medir los riesgos asociados al trabajo que desempeña un trabajador que pueden llevar a la baja laboral de este. Ya sea por la actividad que desarrolla en sí o por el lugar de trabajo donde la desarrolla. 

¿Quién es el encargado de hacer una evaluación de riesgos laborales?

Es responsabilidad de la empresa llevar a cabo una evaluación de riesgos laborales en cualquier puesto de trabajo. Por ejemplo, en situaciones que impliquen la realización de obras o construcciones con la participación de empleados. 

Para efectuar esta evaluación, la compañía debe confiar el proceso a un servicio especializado en la prevención y evaluación de riesgos, que se encargará de determinar los riesgos vinculados al entorno y a los puestos de trabajo a través de un detallado informe. Este debe ser presentado a la empresa o gestionado de manera interna, en caso de contar con un departamento específico dedicado a esta tarea. Dicho informe debe abarcar todos los aspectos exigidos por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, así como por sus reglamentos aplicables.

A partir del análisis contenido en el informe, la empresa se ve obligada a implementar ajustes, modificaciones y soluciones a los problemas identificados en materia de prevención de riesgos laborales, elaborando un plan de prevención de riesgos laborales. Ignorar, no modificar o no reducir los riesgos laborales identificados puede exponer a la empresa a diversas sanciones, subrayando la importancia de una gestión proactiva y consciente de la seguridad y salud en el trabajo. Asimismo, es importante mencionar que en ningún caso el trabajador deberá tomar parte en la evaluación de riesgos laborales.

💡 ¿Sabías qué…?

En el Antiguo Egipto ya existían las medidas de seguridad laboral. Hay constancia que los obreros que participaron en la construcción de las pirámides utilizaban arneses de seguridad, andamios y sandalias. 

¿Cómo hacer una evaluación de riesgos laborales?

Las evaluaciones de riesgos laborales son procesos complejos que requieren de personas expertas en materia de seguridad laboral. 

Por otra parte, se deben llevar a cabo en todos los lugares de trabajo, incluso se debe realizar una evaluación de riesgos laborales en oficinas y despachos. Aunque nos pueda parecer que la existencia de riesgos es mínima, siempre tenemos que asegurarnos que nuestros trabajadores se encuentren en las mejores condiciones para desarrollar sus actividades. 

Por ello se debe seguir un proceso basado en las siguientes etapas y métodos de evaluación de riesgos laborales: 

  • Análisis de riesgo: Lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de hacer una evaluación es el análisis del riesgo. Es decir, primero se debe identificar el riesgo al que se exponen los trabajadores.  Seguidamente se estima el riesgo junto a la probabilidad de que este suceda y las consecuencias que este puede tener para el trabajador. 

Pongamos un ejemplo práctico.

Se va a realizar una evaluación de riesgos laborales en la construcción, por ejemplo en una obra que acaba de empezar. 

La constructora delegará la evaluación de riesgos laborales a una empresa especializada en ese ámbito, la cual identificará los riesgos de la obra: posibles caídas, desprendimiento de material, electrocuciones, intoxicaciones, etc. 

Una vez se hayan identificado estos riesgos se deberá estimar la probabilidad de que estos ocurran y cuáles serían las consecuencias para los trabajadores. Completado este paso, se pasará al siguiente.

  • Valoración del riesgo: Una vez analizado los posibles riesgos asociados con las funciones a desempeñar en el trabajo a lo largo de la jornada laboral del trabajador, se procederá a valorarlas. Es decir, comprobar si el riesgo es tolerable o no, y a raíz de eso tomar medidas. 

Continuando con el ejemplo

En una construcción, si se hace una evaluación de riesgos laborales, por ejemplo se tendrá en cuenta que el riesgo de caída no es tolerable ya que las consecuencias para el trabajador pueden llegar a ser fatales. 

Eso significa que se deberán tomar medidas para evitar a toda costa ese riesgo: cascos, arneses de protección, andamios seguros, etc, las cuales deberán cumplir todos los trabajadores, sea cual sea su tipo de contrato laboral. 

¿Cómo identificar los riesgos laborales y prevenirlos?

La gestión efectiva de la seguridad y salud en el trabajo implica no solo la identificación de los riesgos laborales, sino también la implementación de medidas preventivas adecuadas para mitigarlos. A continuación, ofrecemos un listado de riesgos laborales comunes y las medidas preventivas correspondientes que las empresas deben considerar para garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable para todos sus empleados:

 1️⃣ Riesgos Físicos

  • Exposición a ruido: Proporcionar protección auditiva y diseñar espacios de trabajo que minimicen la exposición al ruido.

  • Contacto con temperaturas extremas: Suministrar ropa de protección adecuada y establecer límites de tiempo para la exposición.

2️⃣ Riesgos Químicos

  • Manipulación de sustancias peligrosas: Implementar protocolos de manejo seguro, almacenamiento adecuado y uso de equipo de protección personal (EPP) específico.

  • Exposición a vapores tóxicos: Mejorar la ventilación y proveer mascarillas con filtros apropiados.

 3️⃣ Riesgos Biológicos

  • Contacto con microorganismos patógenos: Establecer procedimientos de desinfección y proporcionar EPP, como guantes y mascarillas.

  • Riesgo de contagio en entornos sanitarios: Reforzar las medidas de higiene y protocolos de aislamiento cuando sea necesario.

4️⃣ Riesgos Ergonómico

  • Posturas inadecuadas y esfuerzos repetitivos: Realizar ajustes ergonómicos en los puestos de trabajo y promover pausas activas.

  • Manipulación manual de cargas: Proporcionar formación en técnicas de levantamiento seguro y utilizar ayudas mecánicas siempre que sea posible.

5️⃣ Riesgos Psicosociales

  • Estrés laboral y carga de trabajo excesiva: Implementar medidas para gestionar el estrés, como flexibilidad horaria y apoyo psicológico.

  • Acoso laboral o mobbing: Establecer canales de denuncia y políticas claras contra el acoso.

Este listado de riesgos laborales y medidas preventivas es un punto de partida esencial para las empresas comprometidas con la creación de un ambiente laboral seguro y saludable. Recordemos que la evaluación y la prevención de riesgos laborales deben ser procesos continuos y adaptativos, que requieren la colaboración activa tanto de empleadores como de empleados. La implementación de estas medidas no solo cumple con la normativa vigente, sino que también contribuye al bienestar general de la fuerza laboral y al éxito sostenido de la organización.

Como hemos explorado a lo largo de este artículo, la gestión de riesgos laborales y la implementación de medidas preventivas representan una tarea compleja pero esencial para garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable. Dada la importancia de estos procesos, resulta fundamental contar con el apoyo de un equipo especializado en asesoramiento laboral. Este grupo de profesionales no sólo aportará su expertise en la identificación y evaluación de riesgos, sino que también será clave para desarrollar, implementar y mantener un plan de prevención efectivo. En última instancia, invertir en asesoramiento experto no solo cumple con una obligación legal, sino que también refleja un compromiso con el bienestar de los empleados, lo cual es fundamental para el éxito a largo plazo de cualquier empresa.

💻 Solicita una demostración gratuita con uno de nuestros expertos laborales y…¡Únete a la transformación digital en la que más de 10.000 empresas ya se han unido! ¿Te lo vas a perder?

Cumple con la normativa de prevención de riesgos laborales con PayFit
Otros artículos según tus gustos

Reclutamiento interno: el futuro para la captación del talento

Leer el artículo

El Comité de empresa en 2024

Leer el artículo

El finiquito por despido, ¿en qué consiste?

Leer el artículo

¿Finiquito en la baja voluntaria?

Leer el artículo

Registro retributivo: qué es y preguntas frecuentes

Leer el artículo

Paga por enfermedad crónica, ¿cómo se calcula?

Leer el artículo