payfit logo

¿Faltar el 8 de marzo, el día de la mujer, al trabajo?

Kimberlein Ríos
Actualizado el 07 de marzo de 2024

¿Qué día es el día de la mujer? ¿Feliz día de la Mujer? Como cada 8 de marzo, se pone de relieve la importancia del ejercicio del derecho a huelga, un pilar fundamental en la defensa de los derechos laborales y sociales. 

Sin embargo, es crucial recordar que, aunque hacer huelga es un derecho reconocido y protegido, también conlleva una serie de obligaciones y repercusiones que no deben pasar desapercibidas. Al decidir sumarse a una huelga, los trabajadores y trabajadoras deben ser conscientes de que esto no extingue su relación laboral con la empresa, sino que suspende temporalmente el contrato de trabajo. Durante este periodo, el empleado se encuentra en una situación de alta especial en la Seguridad Social, lo que implica una serie de afectaciones en diferentes ámbitos de su vida laboral. Este acto de reivindicación, especialmente significativo en fechas emblemáticas como el 8 de marzo, el día de la mujer trabajadora, subraya la importancia de comprender a fondo tanto los derechos como las responsabilidades que emergen al ejercer la huelga.

¿Qué se entiende por huelga?

Una huelga constituye una medida colectiva adoptada por trabajadores quienes optan por interrumpir sus actividades laborales de forma temporal, con el objetivo de ejercer presión sobre los empleadores para que respondan a sus reivindicaciones. En el transcurso de una huelga, los empleados se rehúsan a cumplir con sus deberes habituales, lo que puede provocar una interrupción total o parcial de las actividades productivas, de servicios o de cualquier operación dentro de la organización.

Generalmente, las huelgas son convocadas y organizadas por sindicatos o asociaciones laborales como medio para manifestar la fuerza colectiva de los trabajadores y propiciar cambios importantes en aspectos como remuneraciones, condiciones laborales, beneficios y demás derechos asociados al ámbito laboral.

En España, el derecho a huelga está amparado por la Constitución Española en su artículo 28.2, y por el Título I “El derecho a la huelga” del Real Decreto-ley 17/1977, de 4 de marzo, sobre relaciones de trabajo, este último establece los procedimientos, derechos y obligaciones tanto de los trabajadores como de los empleadores durante el ejercicio de este derecho.

La huelga, por tanto, es una herramienta de negociación y reivindicación de gran importancia en el ámbito laboral, permitiendo a los trabajadores unirse y luchar colectivamente por condiciones laborales más justas y equitativas. Sin embargo, su convocatoria y desarrollo deben ajustarse a la legalidad vigente para garantizar su efectividad y proteger los derechos de todas las partes involucradas.

⚠️ Recuerda qué…

Los empleados no tienen la obligación de comunicar a la empresa la intención de sumarse a una huelga. Es decir, la normativa no establece la obligación de preavisar al empleador en tales circunstancias. Por ende, si la huelga ha sido convocada conforme a la ley, los trabajadores tienen pleno derecho a participar en ella sin necesidad de informar previamente a la empresa sobre su decisión de adherirse.

¿Cuáles son las consecuencias derivadas de la huelga?

Las repercusiones de una huelga se extienden sobre trabajadores, empleadores y la comunidad en su conjunto, manifestándose de diversas maneras. Así mismo, en el contexto de las repercusiones de una huelga y su capacidad para visibilizar y abordar problemáticas laborales, es fundamental reconocer la importancia de luchar contra desigualdades persistentes, como la brecha salarial de género la precariedad laboral, la dificultad para conciliar la vida laboral y personal, o incluso la discriminación laboral y el acoso en el lugar de trabajo.

No obstante, aunque participar en una huelga, como ya hemos dicho anteriormente, es un derecho fundamental reconocido en numerosos ordenamientos jurídicos, incluido el nuestro, como mecanismo para que los trabajadores puedan reivindicar mejoras laborales, salariales o de condiciones de trabajo, es cierto que unirse a una huelga puede tener consecuencias para los trabajadores. 

La más inmediata y evidente es la pérdida del salario correspondiente a los días de huelga. Esto se debe a que, al no prestar servicios durante los días de paro, el trabajador no genera derecho a su salario habitual. Esta pérdida incluye no solo el salario base y los complementos salariales del período de huelga, sino también la parte proporcional de las pagas extraordinarias y de la retribución de los días de descanso semanal correspondientes a la semana en que se produce la huelga.

Además, durante el periodo de huelga, tanto el trabajador como el empresario quedan eximidos de sus obligaciones de cotizar a la Seguridad Social, lo que podría tener efectos en la acumulación de derechos relacionados con la cotización, aunque el trabajador permanezca en situación de alta especial en la Seguridad Social.

Es importante también señalar que, aunque las leyes protegen a los trabajadores de represalias directas por participar en huelgas legales, como despidos o sanciones, en la práctica, algunos trabajadores pueden sentir preocupación por posibles consecuencias indirectas a largo plazo, como afectaciones en su relación con la empresa o en oportunidades futuras de promoción y desarrollo profesional.

Ante este escenario, es fundamental que los trabajadores estén bien informados sobre sus derechos y las protecciones legales que les amparan al ejercer el derecho a huelga, así como de las posibles implicaciones de su participación en estas acciones. De igual manera, es crucial que las empresas promuevan un diálogo abierto y constructivo con sus empleados y representantes sindicales para abordar las causas subyacentes de la huelga y buscar soluciones conjuntas que beneficien a ambas partes.

💡 ¿Sabías qué?

Anualmente, se presentan dos temáticas distintas, para el día de la mujer 2024 son: #InspireInclusion (#InspirarInclusión) y "Invertir en las mujeres: Acelerar el progreso".

¿Qué relación tiene la huelga y el día de la mujer?

La relación entre la huelga y el Día Internacional de la Mujer, celebrado el 8 de marzo, es emblemática de la lucha histórica de las mujeres por sus derechos laborales y la igualdad de género. Esta fecha no solo conmemora los logros en la búsqueda de justicia social y equidad, sino que también sirve como un recordatorio de los desafíos pendientes y una oportunidad para que las empresas reflexionen sobre sus políticas y prácticas en torno a la igualdad de género. En este contexto, es crucial que las empresas, particularmente en el ámbito de recursos humanos, se preparen para abordar y apoyar estas reivindicaciones, asegurando un entorno laboral inclusivo y respetuoso para todos.

Entonces…¿El 8 de marzo qué se celebra? Pues bien, este día es dedicado a celebrar los logros de las mujeres y a buscar la igualdad de género. No obstante, según un informe del Foro Económico Mundial aún nos quedan 131 años para llegar a la paridad de género

En definitiva, el vínculo entre la huelga y el Día Internacional de la Mujer, celebrado cada 8 de marzo, representa una poderosa herramienta de visibilización y reivindicación de los derechos de las mujeres en el ámbito laboral y social. Este día no solo nos recuerda la importancia de continuar luchando por una igualdad de género plena y efectiva, sino que también subraya el papel fundamental que desempeñan las movilizaciones y huelgas en el impulso de cambios significativos hacia sociedades más justas e inclusivas. Como tal, la conmemoración del 8M se convierte en un llamado a la acción tanto para individuos como para empresas, instándonos a reflexionar sobre nuestras prácticas y a comprometernos activamente en la construcción de un futuro donde la igualdad de derechos y oportunidades sea una realidad para todas y todos.

Otros artículos según tus gustos

La jornada de 37.5 horas, la nueva realidad

Leer el artículo

Comité de empresa: funciones y obligaciones

Leer el artículo

El Comité de empresa en 2024

Leer el artículo

El despido colectivo: causas, umbrales e indemnización.

Leer el artículo

El despido colectivo y su indemnización: todas las claves

Leer el artículo

El trato discriminatorio en el trabajo

Leer el artículo