Las diferencias entre el contrato y el acuerdo

Júlia Larrosa
, Marketing Associate @Payfit
Actualizado el 7 febrero 2022
0

Algunos documentos son acuerdos, otros son contratos, pero, ¿por qué es necesario entender la diferencia entre el contrato y el acuerdo?

Te diré por qué: utilizar un documento incorrecto puede terminar en algunos problemas financieros y legales. En el artículo de hoy, entiende la diferencia para usar el documento correcto y proteger legalmente tu negocio.

Además, las tendencias de gestión contractual siguen evolucionando de la mano de la tecnología y hay que adaptarse a los cambios para trabajar acorde con los nuevos tiempos.

¿Qué es un acuerdo?

Un acuerdo se define como la promesa entre dos o más partes para hacer o no hacer algo. Estos acuerdos informales y a menudo no escritos se conocen principalmente porque los términos se basan en el honor, no en la exigibilidad.

Los acuerdos se basan en la confianza y no son legalmente ejecutables con el arbitraje o en un tribunal.

Si una de las partes no hace lo que dice que va a hacer, la otra parte no tiene derecho a ningún remedio o compensación.

Es difícil consensuar un "acuerdo" asegurándose al 100% de que todas las partes cumplirán su promesa. Y a todos nos ha pasado que nos hemos quedado alguna vez con las manos en la masa.

Un acuerdo puede ser verbal o escrito. Si el acuerdo escrito cumpliese con las mismas características que un contrato, entonces hablamos de un contrato directamente.

¿Qué es un contrato?

Todos los contratos son acuerdos, pero no todos los acuerdos son contratos.

En el mundo de los negocios, el término "acuerdo" es una manera común de referirse al "contrato", lo que dificulta saber exactamente de lo que se habla.

Más específicamente podríamos decir que un contrato es la representación jurídica de una disposición natural de la sociedad a consensuar con otro de su igual distintos pactos que representen beneficios mutuos.

Un contrato puede ser verbal o escrito y contiene testigos y consideraciones. Es decir, las partes que hayan firmado el contrato estarán obligados por la ley.

Si alguno de los individuos o partes en el contrato rompe el contrato o cualquier término mencionado dentro del contrato, existirán consecuencias legales.

¿Cuáles son las diferencias entre contrato y acuerdo?

A primera vista, un acuerdo escrito y un contrato se parecen, pero las diferencias clave de ambos documentos hacen que la distinción sea más evidente.

  • Los acuerdos suelen ser casuales y verbales. Un acuerdo verbal rara vez se sostiene en los tribunales, pero un acuerdo escrito puede hacerse pasar por un contrato.

  • El alcance del acuerdo es más amplio, y el de un contrato es más ceñido. Los acuerdos abarcan todo tipo de arreglos, los contratos sólo abarcan los documentos legalmente exigibles.

  • Los contratos deben tener los elementos esenciales: oferta y aceptación, contraprestación y competencia. Los acuerdos no reflejan los requisitos de un contrato exigible, aunque si se exponen por escrito, entonces se consideran como un contrato.

  • La ley no hace cumplir el acuerdo, ni escrito ni verbal.

  • La ley hace cumplir el contrato, y las personas en el contrato están sujetas a sus términos de acuerdo con la ley, en escrito y en verbal si se dan las circunstancias adecuadas.

¿Por qué crear un contrato en vez de un acuerdo?

Aunque tanto los contratos verbales como los escritos son legalmente vinculantes si se dan las circunstancias adecuadas, el contrato escrito suele ser mejor opción que un acuerdo pero también más que un contrato verbal. Estas son las razones:

  • Un contrato verbal no puede anular un contrato escrito

  • Un contrato escrito puede definir los términos del acuerdo

  • Un contrato escrito protege tus relaciones personales y comerciales

  • Un contrato escrito evita mejor los malentendidos.

  • Un contrato escrito es más fácil de impugnar en los tribunales

  • Un contrato escrito hace que muchas transiciones personales y empresariales sean menos complicadas.

Por ejemplo, redactar un contrato de trabajo puede garantizar a la empresa las condiciones de trabajo de un empleado. Para el trabajador, este documento será su garantía de derechos en su puesto de trabajo.

Sin un contrato, es la palabra de la empresa contra el trabajador.

Conocer la diferencia entre un acuerdo y un contrato podría salvar tu negocio.

Ahora que ya sabes que la mejor opción para tu empresa siempre va a ser realizar un contrato escrito, veámos cómo hacerlo.

Aunque podrías redactar un contrato tú mismo y llevarlo a un abogado, ahorrarás más tiempo y dinero si utilizas una herramienta que te permita la creación de contratos y la firma de ellos en un clic.

Gracias a la digitalización, ya no hablamos solo de contratos verbales o escritos. Los contratos, engorrosos y primitivos, también han evolucionado. Hoy en día podemos hablar de contratos digitales e incluso de un nuevo término que está ganando importancia: los smart contracts.

Con estos avances ha cambiado una cosa muy importante en relación a los contratos: la firma de estos. Antes, sin un abogado, no entendías el contenido de un contrato y podías hacer menos. Ahora, la complejidad puede ser mayor o menor pero una cosa está clara, el proceso de firma se ha optimizado.

La forma antigua: firmar y enviar documentos significaba estar atado a tu escritorio. La nueva forma: firmar digitalmente tus documentos, y contratos, dondequiera que la vida te lleve y  seguir las actualizaciones importantes desde tu teléfono móvil.

Y todo, con la misma validez legal que si de una firma manuscrita se tratara.

¿Sabías que con la firma digital el 76% de los contratos de RRHH se firman el mismo día?

Descubre la solución de la firma digital en PayFit.

Digitaliza la contratación de tus nuevos empleados
Otros artículos según tus gustos

People Analytics en el Departamento de RRHH

Leer el artículo

Las nuevas cotizaciones de la Seguridad Social en 2024

Leer el artículo

Horas extras: tipos, cotización y cómo reflejarlas en nómina

Leer el artículo

La paga extra de Navidad, un imprescindible

Leer el artículo

Absentismo laboral: un reto empresarial

Leer el artículo

El salario emocional: todo lo que debes conocer sobre esta retribución

Leer el artículo