¿Cuál es la diferencia entre el delegado de personal y el comité de empresa?

Kimberlein Ríos
Actualizado el 07 de abril de 2024

En el ámbito laboral, la representación de los trabajadores es fundamental para garantizar un diálogo efectivo entre la plantilla y la dirección de la empresa. En España, este papel se desempeña principalmente a través de dos figuras: los delegados de personal y el comité de empresa. Aunque ambos buscan defender los derechos de los trabajadores, existen diferencias significativas en su estructura, funciones y ámbito de actuación.

¿Cuál es la diferencia entre un delegado de personal y un comité de empresa? ¿Qué similitudes hay? Te lo explicamos. 

¿Sabes cómo el comité de empresa y el delegado de personal difieren en su función según el tamaño de la empresa?

La representación de los trabajadores juega un papel crucial en la promoción de un entorno de trabajo justo y seguro. En España, existen dos figuras principales que cumplen este rol: el comité de empresa y el delegado de personal. Aunque ambas buscan defender los derechos e intereses de los trabajadores, su ámbito de actuación y las funciones que desempeñan varían significativamente dependiendo del tamaño de la empresa.

¿Qué es un comité de empresa?

El comité de empresa es un órgano de representación colectiva en empresas o centros de trabajo con más de 50 empleados. Está compuesto por trabajadores de la empresa, elegidos mediante votación directa. La cantidad de miembros depende del tamaño de la plantilla, aumentando proporcionalmente al número de trabajadores.

¿Cuáles son las funciones del comité de empresa?

El comité de empresa tiene unas funciones muy importantes. Entre las cuales podemos encontrar las siguientes:

  • Vigilar el cumplimiento de las normativas laborales, de seguridad social y empleo.

  • Representar a los trabajadores ante la dirección para negociar convenios colectivos o resolver conflictos a través de las reuniones del comité de empresa.

  • Recibir información y ser consultado por la dirección sobre despidos, traslados, reducciones de jornada y otros cambios significativos.

  • Promover medidas que favorezcan la seguridad y salud en el trabajo.

¿Y qué es un delegado de personal?

Un delegado de personal es una figura de representación laboral en empresas o centros de trabajo de menor tamaño, específicamente aquellos con entre 10 y 49 empleados. Esta figura es elegida directamente por los trabajadores a través de votaciones, y su principal función es actuar como intermediario entre los empleados y la dirección de la empresa.

¿Y cuáles son sus funciones?

Las funciones del delegado de personal son esenciales para garantizar la correcta representación y defensa de los derechos de los trabajadores en empresas de 10 a 49 empleados. Sus principales responsabilidades incluyen:

  • Actuar como intermediario entre los empleados y la dirección de la empresa, llevando las preocupaciones, sugerencias y reclamaciones de los trabajadores ante los empleadores.

  • Supervisar que se respeten las leyes laborales, los convenios colectivos y las normativas de seguridad y salud en el trabajo.

  • Ser informado por la dirección sobre cambios significativos que puedan afectar a los empleados, como reestructuraciones, despidos o modificaciones en las condiciones de trabajo. Además, debe ser consultado en decisiones que tengan un impacto directo en el personal.

  • Colaborar en la promoción e implementación de medidas que contribuyan a la mejora de la salud y seguridad en el lugar de trabajo, trabajando en conjunto con los servicios de prevención de riesgos laborales.

  • En algunas ocasiones, dependiendo de lo estipulado por la legislación y los convenios colectivos, participar en los órganos de gestión de la empresa relacionados con temas laborales.

¿Cuál es la diferencia entre un delegado de personal y un comité de empresa?

En primer lugar, podemos definir el término “delegado de personal” como un elemento representativo del conjunto de los trabajadores de la empresa o centro de trabajo para la defensa de sus intereses. Los delegados de personal actúan mancomunadamente, es decir, con acuerdo de la mayoría de las partes y como un grupo. Por otra parte, un comité de empresa es un órgano colegiado que actúa por mayoría de los miembros y que está formado por más de una persona y cumple las mismas funciones. Sin embargo encontramos la diferencia en el número de empleados de la empresa en sí. Te lo explicamos.

Podemos encontrar al delegado de personal en compañías de entre 10 y 50 empleados. En casos especiales donde se haya aprobado por mayoría, habrá delegado de personal en compañías de entre 6 y 10 trabajadores. 

Por otra parte, la diferencia entre un delegado de personal y un comité de empresa es que este último está presente en empresas de más de 50 empleados. En ningún caso es obligatorio tener delegado de personal o comité de empresa, excepto en empresas de más de 1.000 empleados. 

Sin embargo, si los empleados solicitan estar representados dentro de la empresa, están en pleno derecho de hacerlo y nosotros como empresa tendremos la obligación de proceder a ello. O bien mediante delegado de personal si la compañía tiene menos de 50 trabajadores o bien mediante un comité de empresa. 

El proceso se hará mediante votación y podrán participar todos los trabajadores nacionales o extranjeros de la empresa siempre que sean mayores de dieciséis años y tengan más de un mes de antigüedad.

¿Cuáles son las similitudes entre delegado de personal y comité de empresa?

Ya te hemos hablado de la diferencia entre comité de empresa y delegado de personal, ahora vamos a explicar las similitudes entre estas dos figuras de representación laboral.

En primer lugar, estas dos figuras son representativas de los trabajadores. Es decir, cumplen funciones de representación de los trabajadores y siempre defenderán los intereses y derechos de los trabajadores. Eso se traduce en que estas dos figuras de representación laboral tendrán presencia cuando haya negociaciones colectivas en la empresa o bien se discutan temas relacionados con horario laboral, horas extraordinarias, horas complementarias, salario y condiciones laborales de los empleados.  

Por otra parte, tanto el comité de empresa como el delegado de personal se eligen mediante sufragio dentro de la propia empresa. Eso significa que son los trabajadores quienes eligen por quien quieren estar representados. 

El comité de empresa o delegado de empresa se renovará cada 4 años mediante sufragio, y al superar la barrera de los 4 años sin elecciones se pasará a un comité de empresa en funciones.

Por otra parte, los delegados de personal tienen las mismas funciones y derechos que los comités de empresa. Es decir, vigilar el cumplimiento de las normas laborales, informar a los empleados de novedades laborales y negociar condiciones de trabajo si se da. 

En cuanto a los derechos, hay poca diferencia entre delegado de personal y comité de empresa, ya que las dos figuras de representación laboral tienen prioridad de permanencia dentro de la empresa, disponen de un cómputo de horas mensuales para desempeñar sus funciones de representación y no pueden ser despedidos basados en acciones relacionadas con su actividad de representación laboral.

¿Cómo influye la representación sindical?

La forma en que la representación sindical influye en la empresa puede variar dependiendo de si está encarnada en un comité de empresa o en delegados de personal:

  • En el Comité de Empresa: Dada la naturaleza colectiva y, a menudo, más amplia del comité de empresa, la representación sindical dentro de este órgano puede tener un alcance más amplio, permitiendo influir en las políticas laborales de manera más general y en representación de un mayor número de empleados.

  • A través de los Delegados de Personal: Cuando los representantes sindicales actúan como delegados de personal, su influencia puede ser más directa y focalizada en problemas específicos de los trabajadores que representan. Esto es especialmente relevante en empresas de menor tamaño, donde las decisiones y las negociaciones pueden ser más ágiles.

En conclusión, la representación sindical es una fuerza motriz para la mejora continua de las condiciones laborales y la defensa de los derechos de los trabajadores. Independientemente de si esta representación se canaliza a través de un comité de empresa o de delegados de personal, su presencia es indispensable para equilibrar las relaciones laborales, promoviendo un entorno de trabajo justo y seguro para todos.

En PayFit, nos destacamos como tus asesores laborales de confianza, diseñados para simplificar la gestión diaria de tu negocio en el ámbito laboral. Desde procesar altas y bajas en la Seguridad Social hasta manejar todas tus necesidades de gestión laboral, estamos aquí para asistirte. 

💻 Solicita una demostración gratuita con uno de nuestros expertos laborales y…¡Únete a la transformación digital a la que más de 10.000 empresas ya se han unido! ¿Te lo vas a perder?

Automatiza la gestión de los RRHH de tu empresa con el software de PayFit
Otros artículos según tus gustos

¿Qué es un becario?, todo lo que necesitas saber

Leer el artículo

Reclutamiento interno: el futuro para la captación del talento

Leer el artículo

El Comité de empresa en 2024

Leer el artículo

¿Finiquito en la baja voluntaria?

Leer el artículo

Registro retributivo: qué es y preguntas frecuentes

Leer el artículo

Contrato de formación en alternancia, últimas novedades

Leer el artículo